Una clínica londinense es multada tras la filtración de datos médicos

filtración

Una clínica londinense de salud sexual ha sido multada con 180,000 libras por la agencia de privacidad de Reino Unido tras la filtración de los datos confidenciales de casi 800 personas, que revelaban la condición seropositiva de algunos pacientes. La clínica, situada en el 56 de Dean Street, que está dirigida por la Chelsea and Westminster Hospital NHS Foundation Trust, ofrece tratamiento para el VIH y un amplio rango de cursos de orientación. Ya se había informado en septiembre de 2015 de que la clínica había enviado un newsletter que contenía información médica privada en relación a un total de 781 pacientes, revelando los nombres y direcciones de email de aquellos que habían solicitado tratamientos contra el VIH.

filtraciónAhora, tras una investigación llevada a cabo por la Information Comissioners Office (ICO), se ha descubierto que la clínica no informó a los pacientes cuando se suscribieron al newsletter de que sus direcciones de email se enviarían en bloque. Además, el ICO descubrió que la Fundación había cometido un error similar en marzo de 2010 cuando un miembro del personal envió un cuestionario a 17 pacientes en un email grupal que mencionaba el tratamiento contra el VIH.

Christopher Graham, que gestiona la agencia de vigilancia, ha dicho: “El uso de la gente de un servicio especializado en una clínica de salud sexual es información personal claramente delicada. La ley demanda que este tipo de información se maneje con un gran cuidado y siguiendo reglas claras y, por decirlo con sencillez, esto no ha sido así.

Está claro que esta filtración ha causado una gran inquietud a la gente afectada. La clínica funciona en un área pequeña de Londres, y sabemos que algunas personas reconocieron algunos nombres de la lista y temieron que sus propios nombres fuesen también reconocidos. Que nuestra investigación revelase que este no es el primer error de este tipo de la Fundación solo añade seriedad a lo que ha sido una grave falta.

La Fundación se ha disculpado por su filtración con rapidez, y ha llevado a cabo un trabajo intenso para remediar el error. Sin embargo, es crucial que los gerentes de las Fundaciones NHS entiendan los requerimientos de la ley de protección de datos, y las serias consecuencias que conlleva la ruptura de esta ley.”

Mientras tanto, Zoe Penn, el director médico de la clínica del 56 de Dean Street, ha dicho:

Aceptamos por completo la sentencia del ICO por lo que ha sido una grave filtración, y hemos trabajado para que esto nunca vuelva a pasar. Reitero mi disculpa a todo aquel que haya sido afectado por este incidente. Nos hemos mantenido en contacto con los individuos afectados, con su consentimiento, para hacerles saber las acciones que hemos llevado a cabo y llevaremos para prevenir que otros pasen por una situación similar en el futuro.”

En el momento del incidente inicial, el Secretario de Sanidad de Reino Unido, Jeremy Hunt, dijo:

“Nada nos importa más que nuestra propia salud, pero debemos entender que para los pacientes de la NHS nada importa más que la confianza en que sus datos personales serán tratados con los estándares de seguridad más altos.”

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz