No son pocos los fabricantes de teléfonos móviles que han decidido incorporar en sus dispositivos de alta gama el popular procesador de Qualcomm, el Snapdragon 820, que está presente en la actualidad en más de 60 dispositivos. No es de extrañar que sean muchas las compañías las que han elegido este procesador ya que es, sin lugar a dudas, uno de los procesadores más potentes y mejores con los que contamos actualmente. Parece casi inconcebible que una compañía no se decante por él cuando su intención es la de lanzar al mercado un dispositivo de gama alta que reciba las mejores críticas de los usuarios. Es por esa misma razón por la que muchos se han extrañado al oír la noticia de que Samsung se haya decantado más por el Exynos 7 Octa. Por un lado, está claro que los surcoreanos buscan una independencia más notable en lo referente a productos norteamericanos e intentan atraer la atención a productos de su propia cosecha. Sin embargo, y quitando eso, ¿es la mejor decisión que podían tomar?

En PortalHoy hemos decidido hacer una comparativa de las principales características de ambos procesadores para que juzguéis por vosotros mismos.

Tabla de Contenido

Las pruebas del Samsung Galaxy S8 empezarán supuestamente en enero

Características del Snapdragon 820 y el Exynos 7420

Así de entrada, sabemos que estos dos procesadores buscan ser lo más utilizados en los dispositivos de alta gama. Es por eso que partimos con la premisa de que vienen equipados con las mejores características vistas hasta la fecha, con un rendimiento más que excelente. Ante todo, están ahí para complacer las necesidades de los usuarios más exigentes y que más invierten en sus dispositivos.

Pero entremos más en detalles, empezando con la propuesta de Qualcomm.

El Snapdragon 820 cuenta con un procesador CortexA53 de cuatro núcleos a 1.5 GHz así como otro procesador Cortex-A57 de cuatro núcleos a 2 GHz, con un total de ocho núcleos con soporte de 64 bits. La función del primer procesador está enfocada a esas tareas que no requieren mucha potencia con el fin de ahorrar energía, mientras que el otro procesador se emplea para esas otras funciones que sí requieren algo más de potencia. Claro que ambos procesadores pueden trabajar de forma simultánea siempre que sea necesario.

En cuanto a la GPU, el Qualcomm ha optado por el Adreno 430 a 600 MHz diseñado por ellos mismos y que está enfocado especialmente al alto rendimiento, enfocándose sobre todo en los videojuegos. Gracias a él podremos jugar en nuestros teléfonos con unos gráficos increíbles.

Exynos vs Snapdragon
Gracias: Androidheadlines.com

Por su parte, en cuanto al procesador, el Exynos 7420 no se diferencia en nada a la propuesta de Qualcomm ya que también cuenta con un procesador Cortex-A53 de cuatro núcleos a 1.5 GHz y otro Cortex-A57 de cuatro núcleos a 2 GHz, con el mismo total de 8 núcleos con soporte para 64 bits que funcionarán simultáneamente siempre que sea necesario. En cuanto a la GPU, la del Exynos 7420 es una Mali-T760, y es ahí donde reside la principal diferencia entre ambas propuestas.

Se está probando un prototipo de iPhone 8 con pantalla curvada

En todo lo demás son bastantes similares. Ambos cuentan con RAM LPDDR4, conectividad LTE, Wifi a 802.11ac y Bluetooh 4.1.

Ahora, ¿cuál es mejor?

Es posible que el Exynos 7 Octa de Samsung pueda considerar superior al Snapdragon 820 de Qualcomm aunque por muy poco. Sin embargo, es imposible decir que uno sea mejor que el otro. Nos limitaremos a decir que son distintos, sin más, pero sin ser necesariamente uno mejor que otro. Ambos son igual de potentes para hacer frente a cualquier tarea que queramos llevar a cabo. La única pega sería, por parte del Exynos 7 Octa, su falta de drivers, mientras que al Snapdragon se le ha acusado en varias ocasiones de un calentamiento excesivo.

Por ello, al final todo se reduce más en una cuestión de qué teléfono móvil te llama más según qué otras especificaciones trae consigo. La resolución de la cámara, la RAM, el almacenamiento interno,… también son cosas muy importantes a la hora de decantarse por un dispositivo u otro, más allá del procesador con el que vengan equipados. Al final, todo se reduce más a una cuestión personal del usuario que a un detalle como este.

Samsung insta a los usuarios a apagar indefinidamente el Galaxy Note 7

Por tanto, visto que las diferencias son escasas y que los dos son igual de eficientes, ¿por qué Samsung decidió fabricar su propio procesador?

Exynos

Una de las principales razones que se han ido barajando desde que saliera la noticia de que iban a fabricar su propio procesador es la del ahorro. Fabricar su propio procesador supone evitar una serie de costes por los que tienen que pasar a la hora de comprarlos a una empresa externa. Sin embargo, aunque ésta podría ser una razón más que válida y coherente, parece que está muy lejos de la verdad.

K. Shin, presidente de la división móvil de Samsung, declaraba que las relaciones de la compañía con Qualcomm estaban en su mejor momento. De hecho, la decisión de fabricar su propio procesador no se debía ni al ahorro de costes, ni a posibles malentendidos ni nada por el estilo. Todo se fundamentaba en una razón técnica; al menos así lo declaraba de la siguiente forma:

“Samsung siempre ha usado los componentes de la mejor calidad posible con el fin de diferenciar nuestro productos del de nuestros competidores. Los imitadores chinos no nos afectarán ya que nuestro ritmo de innovación es altísimo en estos momentos. Lo que hemos creado con el Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge no podrá replicarse tan fácilmente”.

Ahora, a ti personalmente, ¿cuál te gusta más?

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz