Samsung Galaxy Note 8 no explotará como lo hizo el Note 7

Os explicamos por qué el Galaxy Note 8 no tendrá los mismos problemas.

Samsung Galaxy

Se acerca la fecha en la que Samsung revelará, por fin, su nuevo Galaxy Note 8: el 23 de agosto será el anuncio. Conforme llega el día, no podemos evitar recordar los desgraciados incidentes que se sucedieron tras la venta del Galaxy Note 7 el año pasado, una debacle para Samsung que obligó a la compañía a realizar dos retiradas del dispositivo. Aunque estos incidentes han quedado atrás, muchos usuarios están preocupados por si el Galaxy Note 8 vuelve a ser víctima de las explosiones espontáneas, algo que quieren saber antes de comprar la nueva phablet.

Samsung Galaxy Note 8

Por suerte, tenemos razones de peso para creer que la historia no se repetirá. El Samsung Galaxy Note 7 era un producto defectuoso y peligroso, pero por suerte el Galaxy Note 8 será totalmente seguro, al igual que el resto de productos de Samsung.

¿Por qué es seguro el Galaxy Note 8?

En primer lugar, la nueva prueba de seguridad de la batería de ocho puntos de Samsung asegurará que esta no tenga ningún defecto. Esta prueba son en realidad ocho tests distintos, diseñados para asegurar la seguridad de la batería a corto y largo plazo. La prueba incluye análisis físicos por especialistas, rayos X, pruebas de duración estándar, ciclos de carga y descarga, comprobaciones de pérdidas de compuestos volátiles, desmontaje de la batería, detección de cambios inesperados en el voltaje y una nueva prueba de uso acelerado. Otro de los motivos es el tamaño del Galaxy Note 8, mucho más grande que el Note 7, por lo que la batería tendrá espacio suficiente en su interior. Este fue uno de los problemas principales del Note 7, que ahora está arreglado.

Además de aumentar el tamaño del dispositivo, Samsung ha decidido reducir el tamaño de la batería del Galaxy Note 8, que pasará de los 3.500 mAh del Note 7 a 3.300 mAh en el Note 8. Esto evitará contactos y presiones innecesarios, aunque también reducirá considerablemente las horas de uso del dispositivo. Finalmente, Samsung se ha esforzado especialmente en la seguridad del Note 8, y podemos estar casi seguros de que los problemas del Note 7 no volverán a repetirse.