Connect with us

Windows

Nueva polémica de privacidad por una patente de Windows 10

Publicado

on

Windows 10 Phone

Se ha acusado a menudo a Microsoft de espiar a sus usuarios con Windows 10 porque el sistema operativo recoge información necesaria para diagnosticar todo tipo de bugs, y así ayudar a que sea más fiable. Pero si esta tecnología llegase a producirse en masa, la compañía parece que tendrá que enfrentarse a unas cantidades importantes de críticas por temas de privacidad. La patente de esta tecnología se describe como una tecnología que monitoriza lo que los usuarios hacen en sus ordenadores, incluyendo el tiempo que pasan utilizando apps de terceros. Como la misma Microsoft apunta, se hace supuestamente por el bien de los usuarios, porque lo que la compañía hace es conectar con apps de terceros a sus propios servicios para que la experiencia sea lo mejor posible.

Por lo tanto, Microsoft estaría pendiente de forma constante de lo que se hace en un ordenador. Desde si se redacta un documento, si se realiza una búsqueda, y de ese modo puede ofrecer mejores resultados y relacionados con el tema sobre el que estés escribiendo, por ejemplo.

Artículo Recomendado

Di adiós a tu privacidad con la nueva pantalla gigante de Londres

Piccadilly

La noticia de hoy tiene decepcionados a una gran cantidad de ciudadanos de la capital de Inglaterra, los cuales han descubierto hoy que la pantalla gigante de Piccadilly Circus, que …

Windows 10 Juegos

El usuario siempre tendría el control

Microsoft también añade algunos detalles más, explicando que esta función puede recoger cualquier tipo de señal, como textos que se muestren al usuario e incluso reconocer las imágenes, el audio, etc. Redmond, por supuesto, ha querido enfatizar que los usuarios siempre están en control de qué datos se recoges y qué datos no, por lo que deben dar siempre su consentimiento para hacerlo. Pero lo cierto es que estas cosas siempre resultan confusas y es muy fácil que se llegue a violar algún derecho de privacidad por desconocimiento.

De momento parece que Microsoft no va a implementar esta tecnología al cien por cien en Windows. Pero si la compañía planea hacerlo seriamente, lo cierto es que parece que sería un duro golpe a la privacidad de los usuarios en general.