Connect with us

Noticias

Android Malware roba nuestras fotos y datos

Laura Morán

Publicado

on

Android Malware Logo

Detectada una aplicación de Android que roba las fotos y vídeos de los usuarios. Google acaba de borrar una aplicación de Android de su Play Store después de que los investigadores de seguridad de Symantec se dieran cuenta de que la aplicación escaneaba de forma secreta el dispositivo del usuario y después le borraba las fotos personales y los vídeos directamente de sus Smartphones. El nombre de la aplicación es HTML Source Code Viewer, y ha sido desarrollada por Sunuba Gaming. En el momento en el que Google la borró, la aplicación ya tenía entre 1.000 y 5.000 descargas. El objetivo de esta aplicación es bastante sencillo: los usuarios que la instalaban adquirían la capacidad de ver el código fuente de las páginas web. Los usuarios sólo tenían que introducir una URL, y la aplicación les mostraba el código fuente de esa página web en la pantalla.

android malware

Artículo Recomendado

Di adiós a tu privacidad con la nueva pantalla gigante de Londres

Piccadilly

La noticia de hoy tiene decepcionados a una gran cantidad de ciudadanos de la capital de Inglaterra, los cuales han descubierto hoy que la pantalla gigante de Piccadilly Circus, que …

Google ha borrado de forma inmediata la aplicación de su Play Store

android malwareEl problema fue cuando, según los chicos de Symantec, la aplicación hacía algo más que cumplir esa función. Ellos afirman que HTML Source Code Viewer contenía código que
escaneaba la dirección de las carpetas “/DCIM/Camera” y “/DCIM/100LGDSC” dentro de los dispositivos, que es la localización estándar en la que se guardan todas nuestras fotos y vídeos. La aplicación entonces decidía coger todos los datos que encontraba y subirlos a un servidor online situado en Azerbaijan, en proqnoz.info.

Las últimas actualizaciones de la aplicación datan de enero de 2015. Symantec dice que ha conseguido acceder a la carpeta del servidor donde se habían subido todos los datos, y que ha encontrado imágenes y vídeos fechados en marzo de 2015.

“Todos estos datos personales se podían utilizar para hacer chantajes, para realizar ataques de ransomware, robo de identidad, pornografía y otras formas de victimización,” ha explicado Shaun Aimoto, de Symantec.