Connect with us

Noticias

Niño de 8 años aprende a conducir con videos de Youtube y roba un coche para ir a McDonalds

Laura Morán

Publicado

on

youtube kids

YouTube es una gran plataforma de vídeos, que nos ofrece recursos prácticamente inagotables con los que aprender cosas; desde pintar la casa, cocinar, maquillarnos, construir una casa e incluso aprender a conducir. Estos tutoriales no siempre son profesionales (algunos sí, otros no) pero eso es algo que tendremos que juzgar con nuestro propio criterio cuando los veamos. Lo que sí es cierto es que muchos tutoriales son realmente útiles, y que a través de vídeos de YouTube podemos aprender a realizar ciertas tareas como auténticos profesionales. Al parecer, uno de los vídeos de conducción de la plataforma es de hecho tan efectivo que ha enseñado a conducir a un niño de ocho años.

Artículo Recomendado

Los diez vídeos de YouTube más populares en España en 2017

YouTube

Ayer publicamos una lista del contenido más visitado de YouTube durante 2017 a nivel mundial. Se acaba el año y toca hacer balance, echar la vista atrás y recordar todos …

Según WHW-TV, a través de Gizmodo, un niño de ocho años aprendió a conducir gracias a un video de YouTube y, tras aprender, cogió a su hermana de 4 años, la montó en el coche y juntos fueron hasta un McDonald’s cercano.

El niño de ocho años respetó todas las normas de tráfico

Según la noticia, los niños esperaron a que sus padres se durmieran antes de robarles el coche y conducir a por comida. El informe es bastante detallado, y por lo que afirman los testigos el niño no quebrantó ninguna norma de circulación.

“El oficial Jacob Koehler dijo que el niño condujo una milla desde su casa con su hermana en la parte trasera del vehículo. El viaje llevó al niño de ocho años por 4 intersecciones, sobre vías del tren y también requirió que realizara varios giros a la derecha y uno a la izquierda. Los testigos le dijeron a la policía que obedeció todas las normas de tráfico y condujo en el límite de velocidad.”

Por suerte, no hubo ningún accidente y no se han presentado cargos contra los padres, ya que no se han encontrado signos de abandono. Los niños son alimentados adecuadamente, pero según el niño conductor, simplemente querían una hamburguesa con queso.

>