iPad Pro, un dispositivo bastante difícil de reparar

iPad Pro con teclado incluido

Si eres un artista o profesional que piensa que la nueva tablet de Apple, el iPad Pro, puede ser útil en tu trabajo, la puedes encontrar ya disponible desde esta misma semana. Sin embargo, no se trata de un producto barato, pues tiene el mismo precio que podrías esperar de un portátil, aunque el CEO de Apple, Tim Cook, asegura que este iPad Pro tiene todo el potencial ideal para reemplazar a un ordenador como tal. Tanto si crees o no en la afirmación de Cook, el hecho es que se trata de una tablet muy cara, por lo que es muy probable que estés interesado en mantenerla en funcionamiento durante el mayor tiempo posible. Para eso mismo, estaría bien saber que las reparaciones que se le pudieran hacer al dispositivo sean asequibles y realmente mantengan con vida tu iPad Pro. Dicho esto, si esperabas que ese fuera el caso con esta tablet y resultase fácil de reparar, puede que te vayas a llevar una importante decepción. Gracias a la web iFixit, se ha podido descubrir que el iPad Pro es, de hecho, un dispositivo bastante difícil de reparar. Han llegado a esta conclusión tan someter el producto a varias pruebas, con tal de comprobar la facilidad o dificultad que podía tener una reparación en el mismo.

Un iPhone 7 arde en Australia, destruyendo un coche

iPad Pro

De acuerdo con sus resultados, parece que le han dado una puntuación a este iPad Pro de 3 sobre 10 en lo que respecta a la reparabilidad del mismo. Según apuntan, parece que esto puede ser debido a que muchos de los componentes parecen estar pegados en su posición, haciendo que resulte mucho más difícil quitarlos. También apuntan que la pantalla LCD y el panel de cristal delantera están fusionados, por lo que resulta mucho más difícil reemplazar un componente con otro, aunque admiten que esta parece ser la práctica estándar a día de hoy con otros muchos teléfonos o tablets.

Las buenas noticias son que la batería no está soldada a la placa lógica, por lo que en caso de tener que hacer un reemplazo de la misma debería resultar bastante fácil y sin rodeos. A pesar de que este iPad Pro ha sacado una nota bastante baja en lo que se refiere a la posibilidad de reparación del dispositivo, cabe tener en cuenta que, en su momento, el iPad Mini 4 sacó incluso una puntuación más baja en el mismo campo. En este caso, el iPad Mini 4 sacó una nota de 2 sobre 10 en cuanto a su reparabilidad, por lo que se trataba de un caso más grave; aunque eso no resta importancia al hecho de que el iPad Pro tenga las mismas dificultades. Parece que, si no somos cuidadosos en extremo, podremos haber malgasto una cantidad considerable de dinero.

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz