¡Google y sus coches automatizados pisan ya el acelerador!

Google Coches automatizados

¡Google y sus coches automatizados pisan ya el acelerador!

Los coches de Google están llegando… O casi.

Así es el superordenador MareNostrum 4

superordenador

A las afueras de Barcelona descansa en una iglesia del siglo 19 reconvertida un superordenador tan potente que quizás un día nos salve a todos, aunque no sabemos exactamente de …

(Artículo Recomendado)

La compañía ha anunciado que sus coches automáticos (es decir, no necesitan que nadie los conduzca físicamente) pisaran las carreteras este verano, aunque de momento en territorio estadounidense. Google ha construido 25 coches que pueden aguantar el trayecto completo del viaje, aunque llevará incluido neumáticos desechables y pedales, en el caso que el pasajero necesite bajarse.

Algunos han podido disfrutar en primera persona lo que es “viajar” en estos coches, promoviendo así videos por la red de su experiencia. No obstante, se han sacado una serie de conclusiones sobre estos coches.

  1. ¡Adiós al error humano!: Gran parte de los accidentes vienen dado por los humanos y los errores que cometen al volante. Esto, gracias al coche de Google, ha removido la responsabilidad que antes todos teníamos de forma obligatoria, siendo estos coches programados.
  1. No son perfectos y no están terminados, pero eso no quita que sean menos eficaces o puedan considerarse un peligro para el resto de conductores. Personas que han montado en estos coches esperaban reacciones del vehículo según sus preferencias y, al ver que no reaccionaba, ¡pensaron que era un error que tenía el coche! No obstante, pronto se dieron cuenta que no era así, pues el coche trataba de obtener una mayor capacidad de visión antes de cambiar de carril en la carretera.
  1. Son coches de aspecto sencillo y considerado como “monos” por algunos por su agradable y nada comparables con la gran mayoría de modelos que nos encontramos ahora en el mercado.

Coches automatizados

Puede que aún nos quede un tiempo para verlos atravesar nuestras calles. No obstante, ¿a quién no le gustaría tener uno de estos?

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here