Xiaomi podría traer el reconocimiento facial del iPhone X a Android

Xiaomi

Apple seguirá siendo la única compañía que ofrece reconocimiento facial basada en sensores de detección 3D por unos meses más, ya que los fabricantes de teléfonos Android aún no pueden ofrecer una alternativa a la función iPhone X. No obstante, un informe de Digitimes indica que se espera que el primer modelo de Android con tecnología de detección 3D vea la luz del día en el tercer trimestre de este año debido a lo que llama “capacidad insuficiente para integrar hardware y software relacionado en proveedores de soluciones de detección 3D”. Un inconveniente particular que no permite una implementación más rápida de los módulos de detección 3D en teléfonos Android es la tecnología desarrollada por Qualcomm, Himax Technologies y Truly Opto-electronics que requiere el procesador Snapdragon 845.

iPhone X

La fuente citada dice que ni Samsung ni Huawei están buscando incorporar detección 3D a sus teléfonos este año, y se espera que la firma surcoreana lance un teléfono con este sistema de reconocimiento facial en 2019.

Xiaomi será la pionera en detección 3D en Android

En cambio, Xiaomi es la que podría explorar la percepción 3D en dispositivos Android con un modelo planificado para el tercer trimestre del año. Este podría ser el Xiaomi Mi 7, que a su vez funcionará con el procesador Qualcomm Snapdragon 845. Sin embargo, parece que Xiaomi se está enfrentando a los mismos problemas que Apple cuando comenzó la producción del iPhone X, y la compañía se ha visto obligada a retrasar el lanzamiento de su buque insignia de Android hasta finales de 2018. Xiaomi podría retrasar el dispositivo debido a “un baja tasa de éxito para el reconocimiento facial causado por los lentos procesos de ajuste del software relacionado en Qualcomm”, dice la fuente.

Mientras tanto, Apple se está preparando para que Face ID esté disponible en más dispositivos, ya que la generación de iPhone 2018 traería un total de 3 modelos diferentes, todos ellos con tecnología. Además de ser un sucesor directo del iPhone X, también se proyecta que Apple sacará un iPhone más barato con una pantalla LCD de 6.1 pulgadas y un iPhone X de tamaño más grande con un panel de 6.5 pulgadas.