Windows 10 vs Windows 8 vs Windows 7: ¿deberíamos actualizarnos?

Windows10

El último sistema operativo de Microsoft, Windows 10, sale hoy mismo en todo el mundo. Todos los que ya tenemos una licencia para Windows 7, 8 y 8.1 en nuestros ordenadores podemos actualizarlos al nuevo sistema de forma gratuita. Del mismo modo, también se espera que Windows Phone 8.1 consiga su propia actualización más adelante. Pero la pregunta que todos nos estamos haciendo ahora es: ¿realmente necesito actualizar mi sistema a otro sistema de Windows cuando el que tengo funciona perfectamente? Para responder a esa pregunta vamos a fijarnos en los distintos beneficios que aporta Windows 10, así como en las ventajas de Windows 8.1 y Windows 7, con el fin de ver cuál se adapta mejor a nuestras necesidades.

Tabla de Contenido

Puntos a favor de Windows 10

Windows10Preview

Es gratis (por ahora): A diferencia de las versiones anteriores de Windows, para las que teníamos que pagar a la hora de actualizar, Windows 10 está disponible de forma gratuita, aunque con ciertas condiciones. Una de ellas es que la versión gratuita del nuevo sistema operativo estará disponible sólo para aquellos usuarios que cuenten con una licencia válida de Windows 7 y Windows 8. La nueva licencia de Windows 10 estará ligada al equipo en la que se realiza la actualización. Esta oportunidad estará únicamente disponible durante los primeros 12 meses a partir del lanzamiento de Windows 10; tras ese tiempo, costará entre 100 y 120 euros, dependiendo de la versión en la que estés interesado.

Actualizaciones continuas: Microsoft tiene intención de que Windows 10 sea la última versión de Windows, lo que significa que a partir de ahora las actualizaciones serán continuas y permanecerán a lo largo de los años, de la misma forma que ha hecho Apple con su OS X. Esto posiciona a Windows como una plataforma de servicio, en lugar de ser un mero software.

Agrupa distintos dispositivos: Si ya tienes una Xbox One, un ordenador, utilizas Windows Phone y tienes una cuenta de Windows 8.1 en tu portátil o tablet, dicen los de Microsoft que ahora podrás trabajar de forma integrada a través de todos sus dispositivos siempre y cuando tengan Windows 10 instalado. Esto significa que podrás acceder a tu trabajo y archivos personales desde cualquier dispositivo con Windows, ya sea fuera de casa desde tu teléfono, o usando tu ordenador personal para acceder al ordenador de la oficina.

Microsoft quiere atraer a los desarrolladores Linux a Windows 10

Xbox One también ha recibido una actualización gracias a la cual podremos ver nuestros juegos en el escritorio de Windows. Los usuarios serán capaces de transmitir juegos de Xbox One a su PC. Además, también se está implementando un multijugador multiplataforma (aunque todavía está muy limitado).

Menos Almacenamiento consumido y mejor restauración del sistema: Microsoft ha revelado que los archivos de sistema de Windows 10 se comprimirán para asegurar que el rendimiento se mantenga y sin desperdiciar espacio de almacenamiento. Microsoft afirma que han ahorrado 1,5 GB para Windows 10 de 32 bits y 2,6 GB para Windows 10 de 64 bits.

Ambos contarán con un mejor sistema de restauración. Ahora podrás olvidarte de tener que crear imágenes de recuperación que ocupan espacio en el disco duro. Microsoft asegura que ahora será mucho más fácil formatear Windows 10, manteniendo las actualizaciones ya descargadas y sus archivos intactos gracias a “Actualizar y restablecer funciones”.

Cortana, la asistente digital: Windows 10 contará con la versión del asistente por voz de Microsoft: Cortana. Estando ya en fase de prueba en Windows Phone, el asistente personal digital nos ayudará a realizar distintas tareas en nuestro PC u otros dispositivos a través de un comando de voz; tareas como visitar sitios web, abrir aplicaciones, tomar notas, establecer recordatorios y más. La Xbox One ya cuenta con tales características, aunque deben ser revisadas para que coincidan con las de Cortana.

Puntos en contra de Windows 10

Adiós a los juegos pre-instalados: di adiós a los juegos de siempre- el Solitario, Buscaminas, Corazones,…-. Ahora tendrás que descargártelos de la tienda de Windows, y lo que es peor, si quieres hacerlo de forma gratuita tendrás que tragarte 30 segundos de publicidad cada vez que quieras jugar.

Actualizaciones obligatorias de Windows: Las actualizaciones de Windows han sido siempre muy molestas y muy criticadas. Antes podíamos ajustarlas de tal forma que se instalasen siempre que quisiésemos. Sin embargo, esa opción no estará disponible en la versión gratuita de Windows 10 Home. Si quieres modificar los ajustes de las actualizaciones que vienen por defecto tendrás que hacerte con las ediciones Windows 10 Pro y Enterprise.

Su versión de lanzamiento podría contener bugs: las versiones de lanzamiento de la mayoría de software’s tienden a tener errores, por lo que quizás no sea buena idea actualizar a Windows 10 hasta que los problemas hayan sido resueltos.

Una filtración da detalles sobre Redstone 2 en Windows 10 Mobile

Puntos a favor de Windows 8.1

fondo escritorio windows 8

Debemos decir a favor de Microsoft que Windows 8.1 ofrece muchas mejoras respecto a su predecesor Windows 7. Por desgracia, la interfaz de usuario tan moderna que implementaron en un intento de unificar el diseño de pantalla táctil de las tablets con el del escritorio no recibió buenas críticas.

Sin embargo, aquellos que cuentan con Windows 8.1 en sus ordenadores se benefician de una serie de cosas: un arranque más rápido gracias al sistema de hibernación; una función de búsqueda muy mejorado; Integración onedrive; USB 3.0; Hyper-V,… Además, una vez que te acostumbras a utilizar esta interfaz de usuario no resulta tan molesto.

Puntos en contra de Windows 8.1

Su interfaz, aplicaciones, la inexistencia de un menú de Inicio y que era muy confuso: Obligarnos a usar esa interfaz de usuario (también conocida como Metro) sin opción de cambio y quitar el menú Inicio fue una de las peores ideas que ha tenido Microsoft en toda su carrera. A pesar de las advertencias de los expertos de la industria, analistas y los usuarios, parece que sólo las cifras de ventas y la mala prensa les han hecho darse cuenta de su error.

Entre sus muchos defectos, esta interfaz atrapaba a los usuarios en un pantano colorido y desconcertante de “azulejos”, con aplicaciones molestas que abarcaban toda la pantalla y que resultaba poco intuitivo, muy diferente a la estructura familiar con la que habíamos estado trabajando desde Windows XP.

La actualización de Windows 8.1 ajustó hasta cierto punto algunos de estos problemas, pero seguía estando lejos de la sencillez. Con Windows 10 se nos ha prometido que han resuelto muchos de estos problemas con una interfaz de usuario moderna mucho más comedida y la re-introducción del menú Inicio clásico.

Puntos a favor de Windows 7

escritorio windows 7

Escritorio familiar y menú de Inicio: Para aquellos a los que les gusta el escritorio tradicional de Windows, Windows 7, por supuesto, lo lleva con orgullo. Es esencialmente la versión de trabajo que tenía el Windows Vista, y lidia admirablemente aún a día de hoy con muchos de los errores y deficiencias del anterior sistema operativo.

Muchas empresas, pequeños negocios y consumidores siguen siendo leales a Windows 7. ¿Cómo no iban a serlo? Funciona, y funciona bien, sin los molestos timbres y silbidos de Windows 8 y Windows 10. En la actualidad cubre el 60% de los sistemas operativos instalados, lo que dice bastante de su nivel de eficacia.

Windows 10 tiene una nueva vulnerabilidad muy peligrosa

Soporte de 64 bits: Windows 7 es compatible con los sistemas informáticos de 64 bits, lo que significa que puede manejar grandes cantidades de RAM (más de 4GB). También permite aplicaciones compatibles de 32 bits para hacer frente a grandes porciones de la memoria RAM (por encima del límite de 2 GB impuesto por Windows 32 bit).

No hay menús Ribbon (Cinta): Microsoft presentó un nuevo diseño de la interfaz de menú llamado Ribbon por primera vez en Microsoft Office 2007, que incluyó más tarde en Paint y WordPad del W7, y que fue introducido posteriormente en Windows 8. Esta nueva interfaz organizó menús de una manera muy poco familiar, dejando a muchos usuarios confundidos. Pero no te preocupes, que si utilizas Windows 7 verás que tienes una interfaz de la vieja escuela.

Puntos en contra de Windows 7

Está en la recta final: contar con Windows 7 podría parecer una buena idea, ya que no incluye las molestias de Windows 8 o 8.1 (nada podemos decir aún de Windows 10), pero a partir de enero de 2015 no habrá más soporte estándar para Windows 7. El venerable sistema operativo se encuentra en su ciclo de soporte extendido, lo que significa que sólo va a obtener las actualizaciones de seguridad hasta 2020. Una vez llegados a ese momento, las empresas tendrán que pagar a Microsoft para conseguir una ayuda adicional, u optar por actualizar su software.

No cuenta con una integración perfecta: Windows 10 hará finalmente que el sueño de Microsoft de unificar portátiles y dispositivos móviles en sus diferentes servicios sea posible, cosa que Windows 7 no puede hacer. Lo único que sí hace es conectarse a otros dispositivos Microsoft que estén en línea, pero sin estar integrados bajo el mismo sistema operativo. Es decir, que  requieren aplicaciones adicionales, actualizaciones y ajustes llevados a cabo por el usuario para poder llevar a cabo esta función.

Y esto sería todo. Esperamos que hayas encontrado esta comparativa muy interesante. No dudes en aportar más puntos a favor o en contra en caso de que nos hayamos saltado alguno, o plantear tus dudas. ¡Nos vemos en los comentarios!

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz