Connect with us

Actualidad

[Vídeo] Increíble batalla entre dos genios lingüísticos que hablan 21 idiomas diferentes

Rocío Vega

Publicado

on

poliglota

Un vídeo viral increíble de dos genios lingüísticos que hablan docenas de idiomas diferentes ha prendido fuego a internet. Toma menos de 12 minutos verlo, pero sin duda merece la pena. ¡Estas imágenes podrían inspirarte a leer ruso o mandarín! Wouter Corduwener, un artista holandés, siente un amor irresistible por los idiomas extranjeros. En un vídeo de Youtube que publicó el 5 de junio, el hiperpolíglota se encuentra con su “colega de hobby”, Zoran Radiceski, de Macedonia, que habla 35 idiomas.

Artículo Recomendado

Grabado un zorro de un zoo de Rusia jugando con un Fidget Spinner

Fidget Spinner

La moda de los fidget spinners está empezando a pasar, y ya no vemos uno en cada tienda o en cada vídeo de internet. Sin embargo, este juguete, que se …

En este vídeo, los dos hablan los 15 idiomas que tienen en común: inglés, español, portugués brasileño, holandés, francés, mandarín, tailandés, ruso, hebreo, árabe, tagalog, coreano, danés, vietnamita y alemán. Después de esto, Radiceski mostrase su conocimiento otros seis idiomas que el políglota holandés no ha aprendido… todavía.

Wouter dice que está aprendiendo diferentes idiomas extranjeros para acercarse más a otras culturas. En la mayor parte de sus vídeos, habla estos idiomas con turistas. “Quiero compartir la idea de que no necesitas ser fluido para empezar una conversación con alguien. También quiero mostrar que necesitas practicar tus idiomas con gente si quieres mejorar,” dice el entusiasta en Youtube.

En sus otros vídeos, Wouter se dedica a acercarse a una zona especialmente transitada por turistas para vender su arte y tratar de trabar conversación con ellos. Tiene varios vídeos en los que sorprende a viandantes con su capacidad para expresarse en diferentes idiomas y, por lo que le dicen, ¡debe de hacerlo bien! Su conocimiento del español, como se muestra en este vídeo, no es malo. Aunque claro, sabiendo tantos idiomas, exigirle un acento y una expresión perfecta sería un crimen.

>