Connect with us

Actualidad

Una pareja de YouTubers pierde la custodia de sus hijos por abuso

Rocío Vega

Publicado

on

daddyofive youtube

Una pareja de Maryland que llevaba a cabo elaboradas “bromas” contra sus hijos y luego conseguía millones de visitas en YouTube antes de que los críticos los acusaran de abuso, podrían acabar perdiendo a dos de sus hijos después de que la madre biológica consiguiera una orden judicial para recibir la custodia temporal. Los dos niños han sido retirados de Michael y Heather Martin y los ha puesto en custodia de Rose Hall, la madre biológica que vive en Carolina del Norte. Una audiencia para determinar la custodia permanente tendrá lugar en una semana.

Artículo Recomendado

Los diez vídeos de YouTube más populares en España en 2017

YouTube

Ayer publicamos una lista del contenido más visitado de YouTube durante 2017 a nivel mundial. Se acaba el año y toca hacer balance, echar la vista atrás y recordar todos …

Los padres defendieron los vídeos al principio, subidos a la cuenta DaddyOFive, con más de 760000 suscriptores, como una actividad familiar sin mala idea que los niños disfrutaban, pero desde entonces han llevado a cabo un tour de disculpas después de que en abril se extendieran las críticas. En los vídeos, la pareja maltrataba verbalmente a sus cinco hijos, a menudo hasta las lágrimas, mientras llevaban a cabo acciones como destruir su Xbox y acusar a los niños de causar desórdenes que no habían hecho.

Los vídeos se han borrado de la cuenta, aunque otros usuarios de YouTube han guardado el material. En un vídeo publicado el lunes, la señora Hall ha dicho que “ver a mis hijos ser agredidos me ha roto el corazón y me ha perturbado.” Le dijo a The Baltimore Sun que no había visto a su hija desde 2015 y a su hijo desde 2014, y que ha tenido una dificultosa batalla por la custodia con el Sr. Martin, su anterior novio.

Los Martin, que viven en Ijamsville, Maryland, han dicho en entrevistas que los niños a menudo se unían a las bromas y disfrutaban de la atención, y que gran parte del estrés emocional que se ve en vídeo es una actuación. Mientras que no dicen cuánto dinero ganaban con los vídeos, dijeron en Good Morning America que era suficiente para empezar una carrera en la universidad.

Pero lo peor empezó en abril, con una cobertura de noticias sobre los vídeos mayor y figuras populares de YouTube condenando los vídeos.

“Esta ha sido la peor semana de nuestra vida, y nos hemos dado cuenta de que hemos tomado una decisiones paternas horribles,” ha dicho la señora Martin, madrastra de dos de los niños.

>