Connect with us

Actualidad

Una mujer se hace un vestido con 10000 envoltorios de caramelos

Laura López

Publicado

on

Vestido

Sobre moda no hay nada escrito, o si no que se lo pregunten a Emily Seilhamer, una estadounidense de Pennsylvania, que ha decidido elaborar un vestido con envoltorios de caramelos. La joven ha tardado cuatro años en finalizar su obra, que le ha llevado a coleccionar nada menos que alrededor de 10000 papeles de envoltorios de caramelos. En concreto, Selhamer ha utilizado los caramelos de la marca Starburst. Aunque la misma compañía le dio algún que otro quebradero de cabeza, ya que la empresa decidió en mitad del proceso de creación del vestido cambiar los colores.

Esto llevó a la mujer a buscar y añadir nuevos colores; aunque en general, como se puede apreciar en las fotos, son tonos cálidos. Lo curioso es que la elección de la marca Starburst no es accidental, sino que tiene una razón muy romántica de fondo.

Artículo Recomendado

Grabado un zorro de un zoo de Rusia jugando con un Fidget Spinner

Fidget Spinner

La moda de los fidget spinners está empezando a pasar, y ya no vemos uno en cada tienda o en cada vídeo de internet. Sin embargo, este juguete, que se …

Vestido

Emily Seilhamer (Facebook)

Cada fila del vestido contiene más de 300 envoltorios de caramelos

Por lo visto, Seilhamer conoció a su marido, Malachi, cuando él le ofreció un paquete de caramelos Starburst, que es el caramelo favorito del hombre. Finalmente, Seilhamer tuvo la idea de hacer un vestido con los envoltorios de los caramelos; y su marido comenzó a darle los papeles, que ella dividió en diferentes colores brillantes.

Seilhamer es una artista muy concienciada con el reciclaje. Por ese motivo reutiliza objetos para crear cosas nuevas, como es el caso aquí con el vestido de papeles de caramelos. La joven publicó las fotos en su página de Facebook, donde se volvieron virales. Más tarde declaró a ABC News que cada una de las filas del vestido puede contener cerca de 300 envoltorios.

También ha declarado que ella no sabe coser, aunque puede utilizar una máquina; pero no utiliza patrón ninguno, sino que lo ha logrado hacer sacándolo todo de su cabeza. Desde luego, el resultado es impactante.

>