Connect with us

Actualidad

Una mujer se cae al mar por caminar mirando el móvil

Laura López

Publicado

on

Hemos escuchado innumerables historias sobre gente que ha tenido algún que otro accidente por culpa de sus teléfonos. Desde los selfies que no acaban nada bien (de hecho, tristemente, muchos han acabado con vidas) hasta pequeños despistes que nos llevan a algún tropezón. Lo más probable es que hayamos vivido esas experiencias en nuestras propias carnes más de una vez. Parece que una mujer de Viveiro, en Galicia, ha pasado por una situación muy similar: un accidente que podría haber acabado bastante mal, pero que por suerte tuvo un final feliz gracias a la intervención de la policía.

La vecina de Viveiro, Susana Folgueira, caminaba cerca del puerto del deportivo de la ciudad mientras miraba atentamente su teléfono móvil. Según declaró la mujer más adelante, estaba utilizando la app WhatsApp. En un despiste mientras observaba el teléfono, Folgueira se precipitó al mar en una caída de dos metros que la llevó al agua directamente. La suerte estuvo de su parte, porque había marea alta. De lo contrario, las heridas podrían haber sido mucho peores.

Artículo Recomendado

Una adolescente muere electrocutada por su cargador de iPhone

iphone 8

El cable de un cargador de iPhone defectuoso ha sido responsable de la muerte de una adolescente en Vietnam, que ha acabado electrocutada por el mismo mientras dormía. La usuaria, …

Mujer móvil

La mujer no sufrió daños y se encuentra bien

Susana cayó repentinamente al agua e intentó salir por su propio pie nadando; pero en esa zona del puerto no encontró escaleras para salir, así que la mujer comenzó a asustarse de verdad. Tal y como declaró más tarde, el agua estaba realmente fría; por lo que de haber pasado mucho más tiempo en ella, su salud corría más peligro.

Por suerte, Susana comenzó a gritar y al final unos vecinos la escucharon; para después llamar rápidamente a la policía local, que fueron quienes salvaron finalmente a Susana de su caída. Tras desestimar el uso de la lancha, la mujer fue destacada con una cuerda para poder llevarla a tierra de nuevo.

Susana ha declarado que por suerte se encuentra bien, aunque la policía la llevó a Urgencias después de la pequeña aventura. Después de esta aventura, eso sí, ha dicho que ya no siente tantas ganas de ir mirando el teléfono mientras camina. Desde luego, si algo podemos aprender de estos accidentes es que nunca es una buena idea caminar y mirar la pantalla del teléfono a la vez.

Via: Europa Press

>