Noticias

Telegram se adelanta a WhatsApp y lanza videomensajes y bots de pago

La plataforma de mensajería encriptada Telegram ha recibido hoy una actualización significativa que trae consigo mensajería en vídeo, pagos mediante bots y otras opciones a la app de chat. En la versión 4.0 de Telegram, los usuarios pueden activar mensajes de vídeo con un toque en el icono del micrófono para pasar al modo cámara, o pulsar y mantener para grabar un clip de vídeo rápido. Arrastrar mientras se graba te permite usar el modo sin manos, que funciona con notas de voz también. Los usuarios también pueden parar y reproducir el clip antes de enviarlo. En esto, la aplicación del avión de papel ha adelantado a WhatsApp, que se esperaba sería la primera en hacerlo.

WhatsApp vs Telegram

Además, ahora los bots de chat pueden aceptar pagos, y los desarrolladores dicen que los usuarios pronto podrán pedir pizzas, comprar ropa y potencialmente pagar sus facturas diarias usando bots de Telegram. Van a trabajar con Stripe para el procesamiento de pagos, pero también con plataformas locales como RazorPay, Qiwi o Yandex.Money para cuando se expandan en Rusia y la India.

En esta actualización también se incluye la opción de Vista Instantánea, que es similar a la plataforma AMP de Google. En esencia, permite a los usuarios ver artículos directamente desde la app de Telegram, y viene con la capacidad añadida de crear previsualizaciones de artículos usando el Editor de Vista Instantánea.

Por último, Telegram también ha anunciado un nuevo servicio llamado Telescope que deja a cualquiera ver mensajes de vídeo de canales de Telegram públicos. Con los mensajes de vídeo, la conexión en los canales públicos será más íntima todavía, y con Telescope puedes comunicarte mejor con tu audiencia y seguidores.

Los videomensajes públicos podrán hacerse virales más allá del ecosistema Telegram. Esta opción recuerda mucho a Vine en el sentido de que reproduce en bucle vídeos de un minuto de duración.

R
Me encantan las aplicaciones curiosas que me ayudan a ordenar mi caótica vida. Cuando no escribo sobre tecnología, escribo novelas y cómics. Rolera y gamer, soy acumuladora compulsiva en estanterías analógicas y digitales.