Samsung Galaxy S6 vs Galaxy Note 5: Análisis y Comparativa

Galaxy S6 vs Galaxy Note 5

Samsung parece haberse tomado muy en serio las quejas constante sobre lo enclenques que parecían sus modelos más importantes, por lo que la compañía ha trabajado con calma hacia un cambio extremo en su línea de teléfono, de tal forma que haya modelos más finos, premium y otros con una apariencia mucho más clásica. La nueva phablet de Samsung, la Note5, no es ninguna excepción a esta regla que se estableció con anterioridad en el Galaxy S6. De hecho, las especificaciones de ambos dispositivos son bastante similares. Debido a estas grandes similitudes, siendo uno un smartphone como tal y el Note5 una phablet, hemos decidido comparar al detalle ambos dispositivos. Los modelos son, para ser precisos, el Galaxy S6 de 5’1 pulgadas, mientras que la phablet tiene  5’7 pulgadas. Queda por saber si la ventaja principal de la phablet reside en tener una pantalla mucho más grande, o si por el contrario hay algo más que le haga ganar puntos en contraste con su versión más pequeña en smartphone. Para ellos, veremos distintos aspectos de ambos dispositivos: su diseño, su batería, su pantalla, la interfaz, el procesador y la memoria, la conectividad, las cámaras con las que vienen equipados y otros detalles más.

Comprobemos en detalle dónde están las diferencias y similitudes en cada uno de los dispositivos de Samsung. Los pros y contras de cada uno, para finalmente ver el perfil de usuario adecuado para el Note5 o para el Galaxy S6.

Galaxy Note 5

Diseño

Aunque muchos se quejasen de que el diseño de Samsung siempre tenía un aspecto de plástico hasta comienzos de este año, las quejas se ampliaron por el hecho de querer recibir modelos con aspecto más premium y carcasas más compactas. Por todo esto, Samsung ha modificado poco a poco el diseño de sus teléfonos y phablets, que ahora se han manifestado por fin. El modelo S6 tiene una versión con aspecto que recuerda a metal y cristal que podría ser la envidia de otras carcasas de modelos premium. Por su parte, el Note5 es uno de los modelos más compactos que existen en su tamaño, con un ratio de 75% de pantalla a teléfono. En ambos casos, los dos dispositivos incluyen el ya obligatorio lector de huellas dactilares en el botón de Home.

El Note5 no es un modelo pequeño, por supuesto; de hecho, es mucho más difícil de utilizar con una sola mano que el Galaxy S6. En el caso del S6, este tiene unos bordes que se sienten algo más afilados cuando lo sujetas, mientras que el Note5 tiene una sensación mucho más ergonómica y natural en la mano. El Note5 también incluye el clásico lápiz S Pen para poder manejar la pantalla, aunque en este caso además el lápiz tiene un mecanismo de auto eyección.

iPhone 7 aumentará las ventas gracias al Samsung Galaxy Note 7

Pantalla

Galaxy Note 5

Tanto el Note5 como el S6 vienen equipados con pantallas Quad HD Super AMOLED de 5’7 y 5’1 pulgadas respectivamente, haciendo que el récord de 577ppi de densidad de píxeles vaya hasta 518ppi, aunque incluso con todos estos datos las diferencias que se pueden percibir son mínimas. Ambas pantallas muestran la imagen sobresaturada típica de las AMOLED: colores fríos en el modo de Imagen Adaptativa que viene por defecto, pero cuando utilizas el modo Básico, la calibración de los colores se vuelve mucho mejor. Los niveles mínimo y máximo del brillo son también excelentes, que unido con la casi nula reflectividad de la pantalla hace que sean móviles que se vean a la perfección en entornos exteriores. Los ángulos de visión son muy buenos también, aunque si movemos un poco el teléfono los colores tienden a aparecer mucho más fríos. Ambas pantallas se pueden manejar con guantes puestos, pues tienen un control de la sensibilidad muy alto.

Interfaz

Galaxy S6 Edge Plus

Los dos dispositivos funcionan con Android 5.1 Lollipop, así que el famoso TouchWiz de Samsung aparece con los últimos modelos, además se ha mejorado ligeramente para el Galaxy Note5. Aparte de un nuevo conjunto de fondos de pantalla, tan sólo hay unas pocas mejoras visuales así como unas nuevas características más para TouchWiz que han llegado con el Note5. Estas mejoras incluyen, pero no están limitadas, al SideSync 4.0, que ofrece tanto conexión inalámbrica y por cable de teléfono a ordenador a través de muchos dispositivos. Gracias a la auto detección, así como a la rapidez con la que se ejecuta, puedes conectar tu Samsung con rapidez al ordenador o a una tablet para responder a tus mensajes, llamadas o mover archivos.

La nueva interfaz del Note5 también introduce unas cuantas novedades más en el área de la cámara, como un control manual extra, retransmisión en directo y muchos más que detallaremos en la sección sobre las cámaras. Por supuesto, no hace falta decir que el Note5 incluye todas las opciones de interfaz relacionadas con el lápiz S Pen, como por ejemplo la posibilidad de hacer anotar en un PDF o resaltar y minimizar una página web con él.

Los usuarios del Samsung Galaxy Note 7 recibirán descuentos

Procesador y memoria

Samsung no ha actualizado el Exynos 7420 del S6 al Note5, porque realmente tampoco era necesario. El chip de ocho núcleos tiene cuatro que son unos Cortez-A57 de 2’1 GHz, así como otros cuatro mucho más eficientes en el uso de la energía (los A53), que funcionan a 1’5 GHz.

Lo que sí diferencia al S6 del Note5 es que la phablet incluye una memoria RAM LPDD4 de 4GB, en lugar de tres, así que puedes utilizar algunas apps o juegos más mientras esperan pacientemente en segundo plano en cualquier momento.

Internet y conectividad

El único detalle resaltable tiene que ver con la navegación web dentro del Galaxy Note5, que es muy superior a lo que se puede esperar de la capacidad del Galaxy S6. No es ninguna sorpresa también que la necesidad de hacer scroll o de tener que ampliar la pantalla se reducen, gracias al amplio campo de visión. Si añadimos la conectividad 4G LTE, tenemos todos los ingredientes necesarios para una experiencia única.

El Note5 también soporta conexiones 4G LTE-A a una velocidad de 600 Mbps, cerca de los 300 Mbps del S6. Ambos modelos comparten antenas MIMO (2×2) para mejorar la recepción, así como un doble canal WiFi, NGC y posicionamiento vía GPS, Glonass y los sistemas Beidou. El Note5 también tiene soporte para Bluetooth 4.2, en oposición al 4.1 de su hermano pequeño.

Cámara

Samsung ha sido una compañía que, tradicionalmente, ha ofrecido algunas de las mejores cámaras para Android. Parece que continúa queriendo mantener esa tradición con el Note5, ya que utiliza el combo de cámara trasera de 16 megapíxeles y la frontal de 5 que conocemos del Galaxy S6. Tenemos en ambos modelos un sensor de 1/2’6 pulgadas con 1.1 micron píxeles. Las lentes también son grandes, con apertura f/1’9, lo que puede ser una ventaja si te importa recoger más luz para obtener mejores fotos cuando hay poca iluminación.

galaxy s6

La calidad de imagen en ambos casos es bastante idéntica. Las dos producen colores muy creíble, con un ligero tono cálido. Hay una gran cantidad de detalle  y el ruido se mantiene a raya en toda la captura. También en ambos casos el atajo para abrir la cámara, que ya apareció en los S6 y S6 Edge, y ahora podemos disfrutarlo en el Note5. En el caso de phablet, encontramos también dos modos nuevos: el modo automático, que se explica por sí solo, o el modo Pro. En este podemos controlar la velocidad de obturación del Note5, así como tomar fotografías en formato RAW, de forma que se asemeje a una cámara profesional mucho más.

Se reabre la beta de Android Nougat para Samsung Galaxy S7

Calidad de las llamadas

Al contrario que el Galaxy S6, el Note5 ofrece un modo extra para el volumen para esas situaciones en las que el volumen normal que emite el auricular no es suficiente. Aún así, la calidad del volumen normal sigue siendo bastante buena y se escucha sin problemas, emitiendo los sonidos y voces con claridad. Los dos teléfonos ofrecen micrófonos que eliminan cualquier ruido, de tal forma que se deshacen de todo tipo de sonido ambiental.

Batería

Samsung ha puesto una batería mucho mayor, de 3000 mAh en el Note5, comparada con la batería de 2550 del S6. No hace falta decir que el teléfono más grande aguanta muy bien la batería; mientras que el S6 hace un peor trabajo en lo que respecta a la duración de la misma, pues suele aguantar unas siete horas (en comparación con las nueve horas del Note5).

Ambos teléfonos se pueden cargar con rapidez con el cargador que viene incluido, durante una hora y media. El Note5 también ofrece un cargador inalámbrico muy rápido, que hace que las tres horas de carga inalámbrica del S6 pasen a ser dos horas en la phablet. Por lo tanto, esta ronda la gana claramente el Note5.

Conclusión

Para los que busquen una pantalla de más calidad, Note5 es un reemplazado de gran valor del Galaxy S6. No sólo tiene un diseño atractivo también, sino que ofrece el S Pen integrado de forma muy elegante en la carcasa misma del teléfono.

Galaxy Note 5

El Note5 es también mucho más multimedia que el S6, con una pantalla más grande, el mismo hardware de calidad y una batería que dura mucho más para esas sesiones largas de visionado de videos. Si añadimos esas ventajas al apartado de la cámara, como los modos manuales, el Note5 se convierte en uno de los modelos más potentes si puedes permitírtelo económicamente.

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz