Samsung detiene finalmente la producción de su Galaxy Note 7

La planta de la compañía en Vietnam, responsable de los envíos globales de Note 7, ha detenido la producción.

Galaxy Note 7

Samsung ha detenido de forma temporal la producción de sus Galaxy Note 7, después de que varios informes demuestren que los dispositivos de sustitución, en teoría seguros, están comenzando a arder y explotar. Este buque insignia, que ya se estaba enfrentando a una política de sustitución, se estaba cambiando por otro dispositivo declarado seguro, o se intercambiaba por un dispositivo más antiguo. El problema, en teoría, está en la batería. Un informe de Yonhap cita a un oficial diciéndole a uno de los proveedores de Samsung que, debido a los informes de explosiones de los nuevos Note 7, la producción se detendría temporalmente. Esta decisión se ha tomado para cumplir con las regulaciones de seguridad de Corea del Sur, Estados Unidos y China.

Galaxy Note 7

“Esta medida en particular incluye una planta de Samsung en Vietnam que es la responsable de los envíos globales de Galaxy Note 7,” ha dicho el oficial.

La fabricante surcoreana de Smartphones lanzó el Galaxy Note con mucha publicidad en Agosto, pero se ha visto afectada por las múltiples quejas de explosiones, tan solo días después de enviar el dispositivo a sus usuarios. La compañía acabó declarando una política de sustitución global para más de 2’5 millones de unidades del teléfono, entre las cuales la mayoría de dispositivos se encontraban en Estados Unidos y Corea del Sur.

Se está probando un prototipo de iPhone 8 con pantalla curvada

Tras haber cooperado con las regulaciones de seguridad de todo el mundo, la compañía lanzó su versión segura a finales de septiembre, dando estos nuevos dispositivos de manera gratuita a aquellos usuarios que habían comprado las unidades defectuosas. Sin embargo, tan solo unos pocos días después comenzaron a surgir informes de China, Corea y Estados Unidos de problemas en las baterías nuevas.

Los dispositivos nuevos también explotan

La primera explosión tuvo lugar en China, y la compañía declaró que se debía a demasiado calor externo. De hecho, China no ha tenido la oportunidad de cambiar sus dispositivos, ya que Samsung ha afirmado que las unidades que se enviaron a este país tenían baterías de ATL y, por lo tanto, eran seguras. Pronto, los informes comenzaron a llegar también desde Corea del Sur, Taiwan y Estados Unidos, siendo el informe más significativo el de una explosión en un avión de Southwest Airlines en los Estados Unidos.

Todavía no se sabe qué curso va a seguir Samsung ahora, ya que la mayoría de compañías telefónicas de Estados Unidos ya han dejado de dar dispositivos “seguros” de Note 7 y las tiendas también están dejando de venderlos.

“Mientras Samsung investiga los múltiples informes de accidentes, T-Mobile va a suspender temporalmente todas las ventas del nuevo Note 7 y los intercambios por dispositivos Note 7 antiguos,” ha dicho la compañía.

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz