Connect with us

Actualidad

¿Puedes ver el rostro que se esconde en esta imagen? ¡Prueba el nuevo reto viral!

Laura López

Publicado

on

Retrato Kitaoka

Una de las últimas sensaciones que se han hecho virales en internet es, nada menos, que la ilusión óptica de un profesor de universidad japonés. Akiyoshi Kitaoka enseña psicología en Kyoto, en la universidad de Ritsumeikan, y gracias a él internet se ha vuelto loco buscando un retrato escondido en una imagen de cuadros blancos y negros. Él mismo la compartió a través de su cuenta en Twitter, convirtiéndolo en viral, y ha añadido que era un retrato de sí mismo. Aunque la imagen pueda parecer solo eso, un montón de cuadros blancos y negros, esconde en su interior dicho retrato. ¿Pero cómo lo vemos?

Retrato Kitaoka

Artículo Recomendado

Grabado un zorro de un zoo de Rusia jugando con un Fidget Spinner

Fidget Spinner

La moda de los fidget spinners está empezando a pasar, y ya no vemos uno en cada tienda o en cada vídeo de internet. Sin embargo, este juguete, que se …

De acuerdo con las declaraciones que ha hecho el mismo profesor, esta imagen es una ilusión óptica: aunque pueda parecer una cosa de primeras, esconde otra imagen (la suya) siempre que la veamos bajo unas circunstancias definidas o sigamos unos pasos concretos. El profesor Kitaoka explicó que esto se llama fenómeno de enmascaramiento, y su definición es la siguiente: “Se genera gracias a los componentes de alta frecuencia espacial que perturban la percepción de los objetos de bajo contraste”.

La imagen esconde el retrato de Kitaoka

Para poder ver el retrato de Akiyoshi Kitaoka en la imagen, solo debemos probar unas pocas cosas: puedes observar la imagen desde un lado y moverla de arriba a abajo. O también puedes probar a fijar la mirada en los cuadros blancos y negros y luego alejarte poco a poco de la pantalla.

Retrato Kitaoka

Por si quedaban dudas de que no fuera cierto, el profesor nipón ha publicado en Twitter también la combinación de las imágenes. Al unir los cuadros blancos y negros de una forma precisa, Kitaoka logró camuflar su propio retrato en el mismo. Por ese motivo, si observamos la imagen fijamente y luego nos desplazamos hacia atrás poco a poco podemos intuir el retrato.

También si decidimos observarla desde un lateral y la movemos de arriba a abajo, como hemos explicado. Desde luego, se trata de un curioso efecto óptico que nos permite ver cuánto puede pasar desapercibido ante nuestros ojos si no miramos adecuadamente.

>