Microsoft asegura que no obligará a instalar Windows 10

Microsoft asegura que jamás obligará a sus usuarios a instalar Windows 10. “Siempre se les preguntará primero”, dice la compañía. Microsoft anima a todo el mundo a instalar Windows 10 tan pronto como le sea posible, especialmente porque el nuevo sistema operativo se puede obtener como actualización gratuita para todos aquellos que funcionen con Windows 7 o Windows 8.1, pero el empujón que está dando la compañía a su nuevo sistema operativo se está volviendo más bien agresivo, últimamente. Hay usuarios que afirman que sus PCs se actualizaron a Windows 10 de repente, mientras que otros comenzaron a ver avisos para instalar este nuevo sistema operativo sin que la ventana tuviese una opción de “no”. “Actualice ahora” y “Actualice esta noche” eran las dos únicas opciones disponibles para aquellos usuarios que viesen esta ventana, así que no es una sorpresa que haya tantas críticas dirigidas a Microsoft por haberse vuelto tan agresivo con su actualización a Windows 10 y por intensificar este comportamiento los últimos 30 días.

Microsoft sigue ignorando a Windows Phone a pesar de su uso

Windows 10Pero en un comunicado, la compañía afirma que no ha obligado a nadie a instalar la actualización de Windows 10 y que no planea hacerle eso a nadie en el futuro, que pretende dejar que sean los usuarios los que elijan qué es lo que quieren hacer. Esa es la filosofía de la compañía.

Windows Update es el lugar más lógico y de más confianza para la mayoría de nuestras actualizaciones importantes, y añadiendo Windows 10 a él estamos haciendo que sea más fácil para los usuarios acceder a su actualización. Antes de que la actualización cambie el sistema operativo de tu dispositivo, se te preguntará claramente si quieres continuar,” apunta el representante de Microsoft

Y a pesar de todo, las actualizaciones las actualizaciones de la aplicación Get Windows 10 se siguen haciendo

Pero a pesar de este amistoso comunicado de Microsoft, la aplicación Get Windows 10 disponible para ordenadores con Windows 7 y Windows 8.1 seleccionables para la actualización siguen siendo “mejoradas” con diferentes tipos de ventanas y avisos que hacen que sea cada vez más difícil para los usuarios negarse a instalar el nuevo sistema operativo. A partir de principios de 2016, Microsoft convertirá a Windows 10 en una actualización recomendada para todos estos PCs, así que será el momento en el que todos los usuarios que evitan esta actualización deban tener cuidado extra y leer con detenimiento todos los avisos cada vez que vayan a instalar cualquier cosa a través de Windows Update. Si no lo hacen, podrían acabar instalando este nuevo sistema operativo sin darse cuenta (o dándose algo de cuenta, como promete Microsoft).

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz