Macbook: el peligro de los cargadores no autorizados

macbook

Comprar accesorios y partes originales de nuestros dispositivos puede resultar bastante caro. A veces, es muy posible que pensemos que las compañías simplemente les gusta inflar los precios a propósito para ganar beneficios desorbitados, y en muchos casos lo cierto es que esa afirmación es bastante cierta. Sin embargo, también hay que tener en cuenta que, en ciertos casos, las partes y piezas originales pueden resultar mucho más caras por la forma en la que están fabricadas. A través de MacRumors, nos  ha llegado recientemente una entrada escrita por Ken Shirrif en la que muestra cómo de diferentes son los cargadores de los MacBooks de un cargador falso. No sólo eso, sino que se nos muestra también lo peligroso que puede llegar a ser un cargador si es defectuoso o no está construido correctamente. Por ejemplo, en su análisis detallado de uno de estos modelos de cargadores falsos, Shirrif ha descubierto que no hay por ningún lado cinta aislante entre dos de los voltajes del panel de circuito, algo que puede resultar potencialmente peligroso en cualquier situación. No sólo eso, sino que también descubrió muchos más detalles similares a este en sus análisis en profundidad de estos cargadores falsos que, aunque baratos, pueden probar ser muy dañinos.

Apple confunde a uno de sus usuarios con Saddam Hussein

Cargador

Shirrif descubrió también un pin de metal que no estaba conectada a nada en concreto, y que tenía salida de energía fluctuante; aunque también declara que en el caso de algunos cargadores falsos, ni siquiera existe este pin metálico para empezar. Como se puede ver en la foto, el cargador falso (de la izquierda) es bastante menos complejo que el original (que aparece a la derecha) en lo que se refiere a su circuito.

Es posible que tengamos suerte y podamos usar un cargador falso sin problema, pero como ya hemos hablado a veces en la web, hay otros casos donde el uso de cargadores no autorizados acaban causando accidentes eléctricos e incluso se han prendido fuego por sí solos (tanto en teléfonos de iPhone u otros productos de Apple como el Macbook, que fueron los analizados, como en dispositivos de otras marcas). Por lo tanto, a veces parece que vale más la pena gastar algo más de dinero por saber que lo que estás comprando no es una bomba a punto de estallar en cualquier momento.

Compartir
Traductora en proceso, profesora de inglés y entusiasta de la lectura, el cine y los videojuegos. Me encanta viajar y aprender idiomas. Fan a tiempo completo. (laura_lopez@portalhoy.com)

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz