Las dificultades de Twitter en el último año

Twitter

Twitter ha querido compartir hoy con todo el mundo sus ganancias en el primer trimestre del año la cual, con un beneficio de 595 millones de dólares, está muy por debajo de sus expectativas, ya que los analistas habían previsto un beneficio total de 607,8 millones de dólares. Estos resultados resultan de lo más desalentadores en lo que se refiere a la perspectiva para este trimestre, donde han bajado sus expectativas de obtener 610 millones de dólares a 590 millones. Y es que, a pesar de que este primer trimestre la compañía contó con hasta 5 millones de usuarios nuevos que supusieron un total de 310 millones de dólares y que, aunque es más de lo que esperaban en Wall Street, está muy por debajo del crecimiento previsto, más si tenemos en cuenta los ingresos por publicidad que han obtenido compañías como Facebook o Google. Ante esto, las acciones de Twitter han caído más de un doce por ciento, algo nada sorprendente si tenemos en cuenta que nada de lo que han hecho en este último año para mejorar el atractivo de su producto estrella ha tenido resultados.

De hecho, he aquí algunas de las medidas tomadas por los de Twitter para hacer que su producto sea más asequible para un público más amplio:

  • Remplazar a Dick Costolo, director ejecutivo de Twitter, por Jack Dorsey (co-fundador de la compañía).
  • Lanzar ‘Momentos’, una pestaña con la que destacar contenido.
  • Poner en marcha una campaña por televisión.
  • Mejorar las herramientas para reportar un abuso o el acaso.
  • Comenzar a clasificar los tweets de la timeline según su calidad y no por si son más recientes o no.
  • Reemplazar los ‘favoritos’ con ‘me gusta’.
  • Permitir enviar mensajes directos más largos.
  • Añadir encuestas.
  • Integrar Periscope en la timeline de Twitter.
Facebook continúa lanzando aplicaciones separadas para los usuarios

Twitter Jack Dorsey

Algunos de esos cambios realizados por los de Twitter han sido bien recibidos, aunque no todos. Algunos han necesitado algo más de tiempo para que los usuarios se acostumbren, mientras que otros siguen sin levantar pasiones ni meses después de que se incorporasen (personalmente, no soy muy fan de que me ordenen los tweets por popularidad en lugar de si son más recientes o no). Todo esto ha servido para que, pese al descenso de sus ingresos, Twitter se mantenga como algo relevante a nivel cultural. Sin embargo, en su conjunto, dichos cambios siguen sin cumplir su papel principal, que es el de ampliar el atractivo de su servicio básico, algo en lo que la competencia sí ha conseguido destacar y mantenerse.

En consecuencia, muchas empresas han decidido no anunciarse a través de esta plataforma. Y es que, aunque Twitter ha conservado a muchas de las grandes marcas que se anunciaban a través de la red social, esta no ha sido capaz de mantenerse en este aspecto de la misma forma a como lo han hecho Google o Facebook. Vamos, que Twitter no es tan eficaz en este campo y, por tanto, sus ingresos han sufrido las consecuencias.

Facebook tiene un plan para luchar contra las noticias falsas

Por tanto, la compañía ha decidido cambiar su estrategia en vista de los resultados obtenidos en el primer trimestre del año, decidiendo centrar su atención en los eventos en vivo. Para ello, ha decidido promocionar a bombo y platillo su aplicación estrella para ese fin: Periscope. Sin embargo, debe andarse con cuidado ahora que los de Facebook han empezado a centrar sus esfuerzos en este campo también, desarrollando nuevas herramientas para crear vídeos en directo.

periscope

De hecho, la estrategia seguida por Facebook en este campo ha sido la de imitar los éxitos de Periscope, llamando la atención de ciertas celebridades y medios de comunicación que destacaban en Twitter con el fin de atraer nuevos usuarios a la red social. Además, está el hecho de que los vídeos subidos a Facebook no desaparecen tras 24 horas, tal y como ocurre con los de Periscope. Y no sólo eso, sino que los vídeos de Facebook aparecen en primer lugar, justo en el centro, cada vez que usamos la aplicación, mientras que Periscope se ha mantenido como algo independiente hasta hace poco, cuya integración a la aplicación principal ha sido relativamente lento. De hecho, todavía un año después es imposible iniciar una transmisión en directo desde la aplicación de Twitter.

Facebook y WhatsApp ya no comparten datos en Europa

Y es una pena, porque Periscope tiene muchísimo potencial.

El 11 de junio hará un año desde que cambiaron a Dick Costolo por Dorsey en el puesto de director ejecutivo, algo que se hizo con el fin de dar un giro radical a la compañía. Y oye, no podemos decir que no hayan cumplido, ya que la aplicación no tiene nada que ver con lo que era hace un año. Si bien es verdad que el incremento de usuarios no es para tirar cohetes, sí que sigue siendo una plataforma rentable. Claro que con Facebook pisándole los talones, y después de un año sin despuntar en absoluto, ha llegado el momento de reconocer que los problemas de Twitter son de una dimensión considerable.

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz