Connect with us

Noticias

Japón transforma smartphones en medallas olímpicas

Rubén García

Publicado

on

Juegos Olímpicos de Tokio 2020

El comité organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ha comenzado a recoger viejos teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos para convertirlos en 5.000 medallas de oro, plata y bronce que se entregarán durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos que tendrán lugar en el país dentro de tres años. La propuesta salió a la luz en agosto de 2016, y los preparativos comenzaron inmediatamente y continuarán hasta recoger 8 toneladas de metal. Estas toneladas se dividirán en 40 kilos de oro, 4.920 kilos de plata y 2.944 kilos de bronce. Tras recopilar todos estos materiales, comenzará el proceso de construcción para crear las 5.000 medallas necesarias.

Japón smartphones

Artículo Recomendado

Honor 8 no recibirá la actualización de Android 8.0 Oreo

Huawei Honor V8

En diciembre del año pasado, el CEO de honor (la submarca de Huawei), George Zao, dijo que Honor 8 y Honor 8 Pro recibirían la actualización de Android 8.0 Oreo. …

En estos momentos, los ciudadanos de Japón han sido invitados a donar todos sus viejos aparatos, en un esfuerzo por conseguir que la sostenibilidad de los Juegos Olímpicos se integre en todos los aspectos de su ejecución.

Los smartphones sin vida pasarán a ser medallas

La dirección de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos se han asociado con el operador de telefonía más grande de Japón, NTT Docomo, y con el Centro de Sanitario del Medio Ambiente de Japón. A partir de abril de este año, se instalarán cajas de recogida en 2.400 tiendas de NTT Docomo para que los usuarios puedan depositar en ellas todos sus smartphones, tablets y otros dispositivos sin utilizar.

No es la primera vez que Japón recicla metales preciados de teléfonos desechados. En 2014, el país recuperó 143 kilos de oro, 1.566 kilos de plata y 1.112 toneladas de cobre de los dispositivos y gadgets descartados. El país está muy concienciado con la falta de recursos en la Tierra, y por eso reciclar la tecnología que ya no se utiliza puede ser la solución a muchos de los problemas a los que nos enfrentamos.

>