iPhone X podría volver a sufrir otro retraso, esta vez hasta diciembre

Apple estará en problemas si no puede cubrir la demanda.

iPhone X

Apple prometió el despegue de la preventa del iPhone X a finales de este mes y empezar los envíos el 3 de noviembre, pero de acuerdo a nueva información, es muy probable que se vuelva a retrasar debido a retrasos en la fabricación. Hemos sabido desde hace tiempo que iPhone X sufría de problemas de producción antes de que se anunciara en el evento de septiembre de Apple, y ahora parece que los de Cupertino tienen dificultades con la fabricación correcta, así que se dice que se considera un retraso importante. La agencia de noticias Brightwire dice a través de fuentes anónimas que “Apple podría retrasar el envío del primer millón de dispositivos iPhone X hasta diciembre dado el rendimiento cae por debajo del 10 por ciento”.

iPhone XPor supuesto, no hay confirmación oficial al respecto; en lo que concierne a Apple, el 3 de noviembre sigue siendo la fecha en la que los primeros clientes recibirán el iPhone X.

Apple no se puede permitir un segundo retraso

A pesar de que no se han dado especificaciones sobre qué está causando el retraso del iPhone, hay varias razones a las que se les puede atribuir esta decisión, incluyendo la pantalla OLED que viene con el dispositivo. El nuevo panel usado en el iPhone X se dice que es una de las razones por las que se retrasó a noviembre en primer lugar, y si este nuevo informe es cierto, entonces está bastante claro que Apple tiene problemas con el diseño que ha adoptado para el teléfono.

Si se confirma realmente un segundo retraso, es probable que las ventas de Apple sufran un golpe fuerte. Ni el iPhone 8 ni el iPhone 8 Plus han impresionado hasta el momento, y lo que es más: este último está sufriendo de fallos en la batería que causan preocupación por la seguridad.

Apple no puede permitirse retrasar el iPhone X hasta diciembre y la compañía lo sabe, así que será interesante ver cómo lidian con todos estos problemas de producción. Hay una cosa segura: un millón de unidades no serán suficientes para saciar la demanda inicial. Si la compañía se queda sin stock tras esta larga espera, los clientes sentirán la tentación de mirar hacia otro lado.