Internet Explorer pierde puestos frente a Chrome

Microsoft introdujo con su nuevo Windows 10 un navegador diferente para reemplazar al ya existente Internet Explorer con el nombre de Edge y, de hecho, las estadísticas muestran que la antigua aplicación está perdiendo con rapidez una importante base de usuarios, que han decidido pasar a utilizar navegadores algo más modernos para sus respectivos dispositivos. Según los gráficos que ha mostrado StatCounter para el mes de septiembre,  lo que muestran es que ahora Internet Explorer es el tercer navegador más usado en todo el mundo, con sólo un 17.1%. El reemplazo creado por Microsoft, el nuevo Microsoft Edge, ni siquiera ha entrado en las listas todavía y, probablemente, esté incluido en la categoría de Otros, que sólo ocupa cerca de un 3%. Al contrario que lo que está sucediendo con Explorer, Google Chrome es actualmente el número uno, siendo usado por cerca de un 56% de los usuarios, lo que implica que uno de cada dos ordenadores en la actualidad utilizan Google Chrome como su navegador principal. La segunda posición que antes mantenía Internet Explorer la ocupa ahora Mozilla Firefox, que ha alcanzado un 17%, lo suficiente para superar al navegador de Microsoft, cuyo uso probablemente continúe bajando de forma progresiva en los meses futuros.

Microsoft hará las actualizaciones de Windows 10 más rápidas y cortas

Cuota de mercado de los navegadores en septiembre 2015

Chrome-firefox-IE

A pesar de que el cambio hacia Edge se ha visto perjudicado más o menos por la disponibilidad limitada, pues el navegador sólo puede emplearse en Windows 10 actualmente, Microsoft espera que más usuarios actualicen al nuevo sistema operativo, de tal forma que la posición del nuevo navegador mejore también.

Microsoft-Edge-Windows10-Browser

Muchas mejoras previstas para el navegador Edge

Como resultado de intentar potenciar el uso de Edge, Microsoft está trabajando en varias mejoras importantes para el navegador Edge, mejoras que incluyen soporte para extensiones, algo que con seguridad ampliará la funcionalidad y utilidad del navegador.

Microsoft quiere hacer que las extensiones de Google Chrome funcionen en el navegador Edge con poca o ninguna modificación en el proceso, lo que obviamente abrirá un mundo nuevo de posibilidades para los usuarios de Windows 10, así como facilitará el problema de la escasez de características propias. Pero, a la vez, también ofrecerá más opciones de personalización.

Microsoft quiere atraer a los desarrolladores Linux a Windows 10

Todas estas mejoras es más que probablemente que se lancen en algún momento de los próximos dos meses, pues Microsoft parece estar aún trabajando duro en cada detalle con tal de hacer que la experiencia con Microsoft Edge sea en general muy superior a la actual. Sin embargo, no se han dado todavía fechas concretas sobre cuándo podría llegar.

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz