Facebook y Microsoft tienden un cable submarino entre EEUU y España

Facebook

Facebook y Microsoft están tendiendo un enorme cable a través del océano Atlántico. Apodado Marea, este cable gigante submarino se extenderá desde Virginia a Bilbao, compartiendo datos digitales a lo largo de 6600 kilómetros de océano. Proveerá más de 160 terabits de banda ancha por segundo, que es unas 16 millones de veces más que la banda ancha de una conexión de Internet doméstica, y permitirá a los dos titanes de la tecnología mover de manera más eficiente enormes cantidades de información entre varios centros de datos que cubren sus populares servicios online. El proyecto expande la cada vez mayor red de ordenadores que están siendo construidos ahora mismo por los gigantes de Internet, al tiempo que asumen el papel que tradicionalmente han desempeñado las compañías de telecomunicaciones.

Facebook

“Si te fijas en los sistemas de cables a lo largo del Atlántico, la mayoría acaban en algún lugar al noreste”, dice Najam Ahmad, el vicepresidente de ingeniería de redes de Facebook. “Eso nos da muchas opciones.”

Google ha invertido en dos cables submarinos que se extienden desde la Costa Oeste de Estados Unidos a Japón, otro que conecta EEUU con Brasil y una red de cables que conectan varias partes de Asia. En lugar de ser simplemente un servicio de banda ancha de cables submarinos y conexiones terrestres operados por empresas de telecomunicaciones, los de Google, Facebook y Microsoft están creado una infraestructura de redes tanto en tierra como a través de los mares.

El hecho de que estos gigantes de Internet estén colocando sus propios cables (financiados por ellos mismos), muestra cuántos datos mueven estas empresas. Considera los servicios que llevan: Google ofrece su motor de búsqueda, Gmail, Google Docs, Google Maps, y muchos más. Microsoft ofrece Bing, Office 365 y los servicios de la nube Azure. Facebook tiene su propia red social así como Facebook Messenger, WhatsApp e Instagram. Los datos que manejan estos pocos gigantes de la red empequeñecen otros, y tanto es así que de acuerdo con una investigación de la empresa Telegeography, más de dos tercios de los datos digitales que se mueven a través del Atlántico lo hacen a través de redes privadas, principalmente por las redes operadas por Google, Microsoft y Facebook.

Facebook Messenger será una plataforma para jugar a videojuegos

Con tantos datos fluyendo a través de sus sistemas, estas compañías están construyendo nuevas infraestructuras frenéticamente. Además de construir su propio cable submarino, Facebook está comprando lo que se llama la “fibra oscura”, los cables terrestres que no se usan, para que pueda controlar cómo se mueven los datos de un lugar a otro y moverlos con mayor eficiencia. De acuerdo a Ahmad, Facebook está usando ahora la fibra oscura “en casi todas partes” al tiempo que la compañía expande sus redes hacia otras regiones. Y lo mismo va por Google y Microsoft.

“Estamos empezando a ver cada vez más a los proveedores de contenido de Internet construyendo sus propias redes, tanto si lo hacen mediante fibra oscura o colocando sus propios cables para crear nuevas rutas,” dice Michael Murphy, presidente y director ejecutivo de la consultoría de telecomunicaciones NEF. “Tiene sentido.”

Avanzando (casi) a solas

En el pasado, Facebook se ha unido a un consorcio que operaba otros cables submarinos, grupos típicamente conformados por compañías de telecomunicaciones, pero este proyecto es diferente. En vez de dejar que un grupo construya y controle los cables, es decir, compartiendo líneas con otros, la compañía está colocando sus propias líneas dedicadas y tiene el poder de usarlos como lo vea necesario. Al final, esto acaba permitiendo a Facebook expandir su imperio online mucho más rápido que en el pasado.

Google decide eliminar Panoramio en favor de Google Maps

Lo mismo se aplica a Microsoft. Todo sea dicho, los dos gigantes de Internet no van a abandonar la industria de telecomunicaciones a solas. La pareja ha atraído a otro socio: Telxius, una subsidiaria de Telefónica. Telxius operará el cable, y los servicios de Facebook y Microsoft van a dirigir la mayor parte del ancho de banda. Pero Telxius venderá parte de su capacidad a otras compañías que necesiten conexiones transatlánticas.

La localización del cable también sirve a las necesidades específicas de Facebook y Microsoft. Una miríada de cables submarinos conectan Norteamérica con Europa, pero no suelen empezar en Virginia. Aunque Virginia del Norte ha servido como base para centros de Internet, incluyendo instalaciones usadas por Facebook así como centros de datos dedicados construidos por Microsoft y Amazon, la información en sí fluye generalmente a través de cables anclados en el área de Nueva York. Con MAREA, Facebook podrá mover información más eficientemente no solo desde instalaciones en Virginia, sino desde el centro de operaciones de Facebook en el condado de Rutherford, en Carolina del Norte.

“Tener conexión directa desde Virginia reduce la latencia,” dice Murphy. “Y eso probablemente proporcione mejor calidad de servicio.”

Conectar a su manera

Al conectar con Bilbao en España, dice Ahmad, el cable proveerá un sendero eficiente no solo a Europa, sino a Africa, Oriente Medio e incluso Asia. Estas tres localizaciones cada vez se vuelven más importantes para Facebook y otros gigantes, dado que buscan nuevas audiencias y nuevas fuentes de ingresos. Facebook también está trabajando en crear todo tipo de nuevo hardware para impulsar Internet en aquellas partes del mundo que aún no lo tienen, tanto con drones de alta altitud que funcionan con energía solar como con un nuevo tipo de antena sin cables. En lugar de utilizar el hardware de otros creadores, la compañía está creando el suyo propio.

Facebook dejará de permitir en parte los anuncios orientados por etnia

Las “telecos” reales

En cierto modo, esto se come parte de la cuota del mercado de las grandes empresas de telecomunicaciones.

“Va a ser interesante. ¿Quién es verdadero proveedor de telecomunicaciones”, dice Murphy. “Va a arrebatarle parte de su negocio.”

Murphy compara este giro a cómo Amazon ha ganado más y más control de la infraestructura necesaria para enviar paquetes físicos de un lado a otro, construyendo sus propios centros de distribución, lanzando su propia flota de camiones e incluso explorando la posibilidad de enviar paquetes vía dron. Debería mencionarse que Facebook, Google y Microsoft no están quitándole cuota de mercado real a las telecos. Están quitándole una cuota potencial.

“Esto significa que las telecos estarán moviendo menos contenido de lo que habrían movido en el pasado”, dice Stronge, de Telegeography. “Pero un montón de este contenido ni siquiera existía hace unos años.”

Cuando consideras que estos gigantes de Internet también usan su propia fibra oscura en tierra, la consecuencia es que están, cada vez más, adueñándose de sus destinos. Como señala Murphy, si no les deben nada a las empresas de telecomunicación, no les deben nada ni a sus caprichos ni a sus precios, ni a las disputas sobre la neutralidad de la red.

Con su división de fibra, Google ha ido tan lejos como convertirse en un proveedor de Internet, colocando líneas más rápidas hasta en los hogares americanos. Eso significa que podrían controlar potencialmente la dimensión de la red, desde ti mismo hasta los muchos centros de datos que poseen en muchas partes del mundo, y de vuelta. Google aún no controla todo el camino desde sus propios centros de datos a la puerta principal de todo el mundo, pero se encamina en esa dirección. Facebook y Microsoft hacen lo mismo.

Compartir
Me encantan las aplicaciones curiosas que me ayudan a ordenar mi caótica vida. Cuando no escribo sobre tecnología, escribo novelas y cómics. Rolera y gamer, soy acumuladora compulsiva en estanterías analógicas y digitales.

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz