Facebook “mata” accidentalmente a los usuarios de la red social

Por suerte, cualquiera que fuera el problema, Facebook logró arreglarlo bastante rápido; pero no antes de que Twitter comenzase a llenarse de mensajes de usuarios que estaban muy sorprendidos al descubrir que habían fallecido, nada menos.

facebook

Si iniciaste sesión en tu cuenta de Facebook en las últimas horas, es posible que de repente empezases a ver unos inquietantes mensajes y memoriales sobre tu fallecimiento y el de amigos; pero no hay nada de lo que preocuparse, porque lo más probable es que todos estén bien y vivos. Esto se debe a que, por alguna extraña razón, un glitch afectó a todo el servicio de Facebook y de forma accidental “mató” a todos los usuarios, tus amigos y tú mismo incluido. Parece que esto le sucedió a una gran mayoría de usuarios en todo Facebook, y ni siquiera el líder de la compañía, Mark Zuckerberg, se libró de este detalle.

Por suerte, cualquiera que fuera el problema, Facebook logró arreglarlo bastante rápido; pero no antes de que Twitter comenzase a llenarse de mensajes de usuarios que estaban muy sorprendidos al descubrir que habían fallecido, nada menos. En el mensaje que se publicó en los perfiles de todo el mundo en Facebook, se podía leer algo así como: Esperamos que las personas que querían a (nombre) encuentren un poco de paz en las cosas que otros comparten para recordar y celebrar su vida.

Facebook

Facebook ya se ha disculpado por el error

Facebook rectificó con mucha rapidez y solucionó el problema; después enviaron un comunicado a los diarios de The Wall Street Journal y The Verge. En esta declaración, Facebook confirmaba que ayer mismo, durante un periodo de tiempo, se envió un mensaje que estaba dirigido a recordar perfiles de personas fallecidas; y este mensaje acabó publicado en más perfiles. Han querido pedir disculpas por dicho error y señalan que trabajaron lo más rápido posible para solucionarlo.

Dicho todo esto, si este mensaje apareció en tu perfil o en el de otra persona, lo mejor es que ignores porque se tratará de un error; salvo que sepas con certeza que dicha persona sí ha fallecido.