¿Cómo proteger un USB con contraseña o encriptación?

Encriptar

Os enseñamos cómo ponerle contraseña a una memoria USB para protegerla de miradas curiosas.

Hoy en día, las memorias en USB son capaces de guardar una gran cantidad de datos, ¡hasta 1 TB! Con acceso a tal capacidad, muchas veces preferimos guardar todo nuestro material importante en USBs y llevarlo con nosotros todo el tiempo. Sin embargo, esta misma característica hace que también sea peligroso, porque corremos el riesgo de perderlos fácilmente; y más, teniendo en cuenta su reducido tamaño y que los fabricantes intentan hacerlos cada día más pequeños. El tema de su seguridad nos preocupa, ¿verdad?

Si el acceso a la información no está protegido, cualquiera puede encontrar tu USB perdido y utilizarla de manera errónea. Así pues, ¿cómo lo podemos proteger? Una de las mejores maneras es ponerle una contraseña, a todo el dispositivo o a la parte más importante. Otra manera es encriptar tu USB con una contraseña, algo todavía mejor y más difícil de sobrepasar.

Sin embargo, encriptar nuestros datos no siempre es la solución. Podemos querer proteger un solo documento, o unos pocos MBs, y entonces la encriptación se vuelve demasiado engorrosa. En este tutorial, repasaremos tres maneras de proteger un USB para que elijáis la que se adapte más a vuestra preferencia.

Cómo activar la zona WiFi y el anclaje de red en Android

Tabla de Contenido

Método 1: protección individual de datos con contraseña

Si no tenéis archivos de demasiada importancia, la encriptación es innecesaria. Podéis proteger los archivos individuales con una contraseña de dos maneras sencillas: con la característica incluida en el programa, si la hay; o con una herramienta externa.

Muchos programas como Adobe o Microsoft Office te dan la opción de proteger tus documentos con contraseña, por lo que todo estaría arreglado.

Sin embargo, también podemos usar aplicaciones como Folder Lock para proteger archivos y carpetas. Podemos acceder al programa en una versión portable, sin instalación, que podemos llevar en nuestro USB y que nos permita proteger al momento en cualquier circunstancia. Para utilizar Folder Lock tan sólo tenéis que seguir estos sencillos pasos, ¡y listo!

EncriptarMétodo 2: encriptar una parte del USB

Si la contraseña no es suficiente, también podéis encriptar una parte del USB. Os enseñamos a hacerlo con el programa Rohos Mini drive.

  • Descarga e instala Rohos Mini drive.
  • Abre el programa y haz click en Encrypt USB (Encriptar USB).
  • Haz click en Change para cambiar las propiedades.
  • Aquí podéis especificar el tipo de encriptación y la partición. Dado que tiene un límite de 8 GB, es recomendable que uséis un USB de 16 GB como mínimo.
  • Una vez hecho, podréis elegir vuestra contraseña (una fuerte) y encriptar.
Tutorial Android: Evita perder tus archivos por accidente en Android

El proceso puede tardar entre 20 minutos y varias horas, dependiendo del tamaño de la partición.

Método 3: encriptar todo el disco

Para eso, utilizaremos DiskCryptor, aunque un programa como BitLocker también sirve.

  • Descarga e instala DiskCryptor.
  • Abre el programa y haz click en el USB que aparezca en la interfaz.
  • Dale a
  • Lo mejor es no realizar ningún cambio, por lo que en la siguiente ventana dale a
  • Crea tu contraseña y dale a

Cuando lo queramos abrir, Windows no reconocerá el formato, pero podremos utilizarlo sin problemas abriendo DiskCrypter.

¡Esperamos haber sido de ayuda!

Compartir
(Redactora Senior) Apasionada de la telefonía móvil, fan de Android y loca por todos los gadgets que hacen tu vida un poco más cómoda. Escritora a tiempo completo, profesora de inglés de vez en cuando. Leo y escribo desde antes de saber cómo hacer cada cosa. Amante de la cultura, los viajes, la tecnología y los idiomas. Aventurera en la cocina. Geek (¿o freak?) de los videojuegos, cómics y la animación. Traductora en los ratos libres. E-Mail: laura(arroba)portalhoy.com

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz