¿Cómo instalar Windows 10 en Mac?

Hubo una vez un tiempo en el que la distinción entre el hardware de un Mac y un PC estaba bastante clara, pero desde mediados del 2000, Apple se ha alejado la arquitectura PowerPC para adoptar la estándar x86 de Intel. Esto significa que bajo la carcasa, un “PC” y un “Mac” son prácticamente lo mismo. También significa que la instalación de varios sistemas operativos en tu Mac nunca había sido tan fácil.

En este tutorial veremos cómo podemos ejecutar la versión existente de OS X además del Windows 10 en el hardware de Mac. Tenemos dos opciones: o bien ejecutar cada sistema operativo por separado, iniciando sesión en cualquiera de los dos según como lo prefiramos; o bien utilizar programas de máquina virtual, como Parallels y VMware Fusion, que le permitan ejecutar Windows como una aplicación dentro de OS X.

Empezaremos con Boot Camp, la aplicación de OS X que te permite instalar Windows en el disco duro de tu Mac y arrancar en ella como un sistema operativo completamente independiente en su propia sección del disco duro.

Instalar Windows 10 en tu Mac con Boot Camp.

Boot Camp es una aplicación que viene en todos los Mac, y es la forma más fácil para ejecutar Windows en un mismo equipo con OS X. Lo único que Boot Camp no nos deja hacer es ejecutar dos sistemas operativos al mismo tiempo.

Para instalar Windows 10 en tu Mac necesitarás tener una copia de Windows 10. Aunque los usuarios de Windows 7, 8 y 8.1 pueden actualizarse al nuevo sistema de forma gratuita, aquí necesitaremos una original, lo que nos costará unos 135 euros.

Podría haber nueva build de Windows 10 Mobile la próxima semana

Hay muchas maneras de obtener Windows 10. Microsoft ha puesto a la venta el sistema operativo tanto en una memoria USB, así como en discos, algo bastante útil si estás usando un MacBook reciente que no tiene una ranura de DVD.

pc windows mac

Con Windows 10 en tu poder, abre Finder en OS X y ve a “Aplicaciones” > “Utilidades”. Haz clic en el Asistente Boot Camp. Aquí debes elegir qué parte de tu disco duro deseas que ejecute Windows a partir de ahora. Necesitarás tener disponibles en tu equipo un mínimo de 16 GB, pero se recomienda que sea entre 20 y 30 GB si realmente deseas utilizar Windows 10 sobre una base regular, ya que necesita espacio para aplicaciones y archivos. Haga clic en la partición y su Mac se reiniciará.

Una vez haya reiniciado, inserte el disco de instalación de Windows 10 o una memoria USB. El Mac arrancará a partir de aquí y comenzará el proceso de instalación de Windows, empezando por preguntar dónde desea que se instale. Haga clic en la partición que acaba de hacer, seguido de “Opciones de unidad (avanzadas)”. Luego, con la nueva partición, haga clic en “Formato”. Pasarán un par de minutos hasta que Windows se instale.

Tu Mac se reiniciará una vez más, y entonces ejecutará Windows 10. Retira el disco de instalación o memoria USB y ya está. Ahora Windows 10 debería funcionar exactamente igual que en un PC. Para cambiar entre sistemas operativos, reinicie el Mac y pulse la tecla “Opción” tan pronto como se vuelva a encender; esto abrirá una pantalla donde podrás seleccionar OS X o Windows 10.

 

Instalar Windows 10 en Mac como una máquina virtual con Parallels o VMware Fusion

La segunda opción para ejecutar Windows 10 en tu Mac es instalarlo en un software de máquina virtual, tales como Parallels o VMware. Estos programas ejecutan Windows – o cualquier sistema operativo x86, como Linux – en una ventana dentro de OS X. En este caso, Windows se ejecutará como una aplicación independiente, de la misma manera en que lo hacen Chrome o iTunes.

Windows 10 es el Windows más seguro de todos según Microsoft

Debido a que su Mac va a ejecutar dos sistemas operativos a la vez, necesitará al menos 2 GB de RAM -preferiblemente más- para asegurarse de que todo sigue funcionando sin problemas. Obviamente, si va a instalar Windows para reproducir juegos 3D muy pesados, entonces se requiere un Mac aún más potente. También necesitarás un montón de espacio de almacenamiento, al igual que pasaba con Boot Camp.

Parallels Desktop cuesta 80 euros –claro que también puedes actualizar una versión anterior por 50 euros-, mientras que VMware Fusion cuesta poco más de 56 euros -una actualización cuesta cerca de 43 euros-. Ambos programas funcionan de manera muy similar. Puedes comprarlos o descargar una prueba gratuita, por tiempo limitado, e instalarlas en tu Mac al igual que cualquier otra aplicación.

windows mac

Llegados a este punto deberás tener una copia de Windows 10 y su clave de licencia en mano. Para este tutorial vamos a centrarnos en Parallels, aunque VMware Fusion funciona de una manera casi idéntica, por lo que estas instrucciones servirán para ambos casos.

Abre Parallels y haz clic en “Archivo” > “Nuevo”. A continuación, haz clic en “Instalar Windows u otro sistema operativo desde un DVD o una imagen de archivo”. Inserta tu disco o memoria USB de Windows 10. Luego, arrástrala hacia Parallels. Si lo estás haciendo a través de la memoria USB tendrás que hacer clic en el archivo .iso. Los archivo .exe sólo pueden utilizarse para actualizar una copia instalada anteriormente de Windows.

Windows 10 tiene una nueva vulnerabilidad muy peligrosa

Haz clic en “Continuar”, introduce la clave de producto de Windows 10, deja seleccionado lo de ‘instalación rápida’ y haz clic una vez más en “Continuar”. Ahora, puedes decirle a Parallels para qué quieres utilizar tu máquina virtual de Windows 10. Pulsa en la opción de “Productividad” y pon cosas como: “Para juegos”, “Diseño” o “Desarrollo de software”. Una vez más, pulsa continuar.

Aquí, puedes seleccionar qué otras cuentas de usuario existentes en Mac tienen acceso a Windows 10, como también dónde permanecerá la máquina virtual en tu disco duro. Haz clic en “Continuar” una vez más, y entonces comenzará el proceso de instalación.

Al iniciar Windows 10 por primera vez se instalará Parallels Tools, con el fin de ayudarle a que el uso de Windows y OS X no dé problemas. Una vez instalado, podrás incluso arrastrar y soltar archivos entre los dos sistemas operativos. Reinicia Windows cuando se te solicite, deja que se reinicie y ya está.

Una cosa más…

De acuerdo con unas filtraciones en la página web de Parallels Australia, publicado por 9to5Mac, también será posible utilizar Cortana a través de Parallels, incluso cuando minimicemos esta ventana y estemos utilizando una aplicación OS X. Mientras Parallels esté abierto y su máquina virtual de Windows 10 en marcha, el asistente personal – similar a Siri – responderá cuando digas “Hey Cortana”.

Esta filtración también afirma que Parallels 11, que estará disponible muy pronto, será 50% más rápido que su predecesor, hará que la vida de la batería sea más larga y estará listo para trabajar con Windows 10 y OS X El Capitan, que estará disponible en el otoño.

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz