Chrome Web Store actualiza sus políticas sobre extensiones

Chrome Launcher

Ayer mismo, Google anunció una actualización en sus términos de servicio para la Chrome Web Store que fuerza a los desarrolladores de exensiones a ser mucho más francos sobre intenciones, e incluso piden que se eliminen add-ons que consuman datos si no funcionan de acuerdo con las nuevas reglas. La Web Store se ha convertido en la tienda de extensiones más grande dentro del mundo de los navegadores, por encima del portal de add-ons de Mozilla. Su tremendo éxito ha permitido ue Chrome se convierta hoy en día en el navegador líder, al proveer de herramientas con las que los usuarios pueden expandir su experiencia al navegar por internet. Pero como sucede con muchos servicios tan populares, el ciber-crimen le sigue la mista y es problema que ya ha aparecido en varias ocasiones. Los desarrolladores de extensiones no se han cortado a la hora de crear apps maliciosas, y usarlas así para defraudar a otros usuarios. O por otro lado se han dedicado a recoger información para venderla después a agencias de publicidad online. Para lo primero Google no tiene otra opción que no sea quitar esas apps de la Web Store, pero lo cierto es que han sido algo menos duros en los casos de venta de información; y eso les ha conllevado algunas polémicas y problemas.

Google Docs se actualiza con un botón de cita rápida

Chrome Web Store

Las extensiones deberán alertar a los usuarios sobre los datos que recogen

Con la actualización de ayer Google está tomando cartas en el asunto y en la dirección correcta, al dar a los desarrolladores de extensiones alertas sobre sus planes. La compañía ha actualizado sus políticas de la Chrome Web Store y, a partir de ahora, los desarrolladores de extensiones deben incluir políticas de privacidad con sus herramientas y también deben manejar los datos privados a través de un canal encriptado por defecto.

Todas las extensiones adicionalmente deben pedir el consentimiento de sus usuarios antes de la instalación, para informarles sobre los datos que pueden recoger si esto no interfiere de alguna forma con el propósito principal de la extensión. Google ha anunciado que los desarrolladores tienen hasta el 14 de julio para actualizar sus extensiones y que el mismo 15 de julio, los moderadores comenzarán a borrar todas las extensiones que vean que no cumplen con estas reglas.

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz