Qué es un archivo APK y cómo puedo instalar uno en mi dispositivo

Android

Si alguna vez has querido instalar una aplicación fuera de la Google Play Store, te habrás encontrado con un archivo APK. Pero, ¿qué son exactamente? Los archivos APK son los Android Package Kit, es decir, es el formato que utilizan las aplicaciones de Android para ser instaladas. Si quieres instalar una aplicación Android fuera de la Play Store u otra tienda de aplicaciones, tendrás que descargar e instalar manualmente el archivo APK en tu Android. Es recomendable que siempre que descarguéis un archivo APK lo hagáis desde una página de confianza, ya que al no pasar por los filtros de seguridad de la Play Store es posible que encontréis aplicaciones que han sido modificadas y estén llenas de malware.

APK Android

En líneas generales, no es que un archivo APK no sea seguro, sino que el lugar en el que lo hayas encontrado no lo sea. Por eso, aunque es posible instalar archivos APK de terceros en tu Smartphone, siempre es recomendable conocer y confiar en el lugar de la descarga. Pero, ¿cómo podemos descargar e instalar un archivo APK?

Cómo instalar un archivo APK en tu dispositivo Android

Si quieres instalar una aplicación Android sin pasar por la Google Play Store, lo primero que tienes que hacer es asegurarte de que su proveedor es legítimo y no te va a colar malware. Una vez lo tengas claro, el proceso es muy sencillo. Tan solo tienes que seguir estos pasos:

  • Descarga el archivo APK en cuestión en tu Smartphone o en tu ordenador.
  • En tu dispositivo móvil, ve a Ajustes > Seguridad, y habilita las Fuentes desconocidas para poder instalar aplicaciones de fuera de la Google Play Store.
  • Si has descargado el APK en el ordenador, cópialo a tu dispositivo móvil.
  • Haz clic en el archivo APK y la instalación comenzará automáticamente, sin que tengas que hacer nada más.
  • Recuerda volver a deshabilitar las Fuentes desconocidas al acabar el proceso, para mantener la seguridad de tu dispositivo

¡Y listo! Así se instala un archivo APK, ¿a qué es fácil?