Un hombre demanda a Apple por un Apple Watch con la pantalla rota y gana. Si recibes un producto estropeado, es culpa de la compañía. Pero si recibes un producto en perfectas condiciones, lo tiras contra un muro, pasas por encima de él con un tractor y lo prendes fuego, hay muchas posibilidades de que la garantía del dispositivo no cubra ninguna de estas acciones. Recientemente, en Reino Unido, un hombre llevó a Apple a los juzgados por la pantalla rota de su Apple Watch y salió victorioso de ellos. Diez días después de comprar su dispositivo, Gareth Cross descubrió una rotura en la pantalla de su smartwatch. Lo llevó de vuelta a la Apple Store a que lo arreglaran, ya que presuntamente esto estaba cubierto dentro de la garantía del producto. Sin embargo, allí le informaron de que no era así, y decidió que el mejor curso de acción era denunciar a Apple, alegando que la compañía de Cupertino había roto el acta “Sale of Goods” de Reino Unido.

Apple WatchEl caso se alargó durante 6 eternos meses, pero por suerte para Cross la corte falló en su favor, y afirmó que Apple rompió el contrato de venta cuando se negaron a arreglar su reloj a pesar de anunciarlo como resistente a los arañazos. El juzgado entonces ordenó a Apple pagar 429 libras a Cross, que cubrían el coste de su reloj y las tasas del juicio. Tras esta sentencia, Apple ha cambiado la descripción del reloj para eliminar posibles quejas sobre su resistencia a los arañazos. Cross habló con la BBC al respecto del caso.

“El caso comenzó a ser algo estresante, especialmente hacia el final con el prospecto de tener que ir a juicio a defender mi causa contra la que era la compañía más valiosa en el mundo. Planeo comprar otro Apple Watch, ya que durante los 10 días que lo tuve me gustó de verdad, pero quizás espere hasta que salga el siguiente modelo”.

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here