Apple ha recibido la patente de un sensor de detección de proximidad y multitouch que permitiría a los usuarios utilizar pantallas táctiles sin tener que, realmente, tocarlas de forma física. Esta tecnología, por lo tanto, permitiría utilizar ciertos gestos  o movimientos con la mano o la palma para controlar nuestros dispositivos. La tecnología emplea frecuencias de infrarrojos y fotodiodos para los sensores de proximidad. Los sensores, tanto los táctiles como los de proximidad, se conectarían a un router análogo para poder enviar la señal de tocar o de acercar. Apple archivó esta patente de aplicación en la oficina de patentes y marcas estadounidenses, y lo hizo el pasado 23 de marzo de 2015. Aunque todavía no está muy claro en qué se utilizaría esta tecnología o para qué serviría, la aplicación asegura que pertenece a los paneles usados como dispositivos para sistemas de computación, y más en concreto, los portátiles Mac, iPhone y otros dispositivos similares. Esta tecnología se ha definido como una detección multitouch que no requiere contacto físico, sólo proximidad, para ser detectada y modulada. Tendrá una combinación de una interfaz más física como sensores táctiles y de proximidad en un panel multitouch. Por lo tanto, el dispositivo podría identificar la presencia de una parte del juego, como un dedo o una palma, o un objeto que respondiera acordemente.

Apple está desarrollando tecnología para que robar un iPhone sea difícil

iPad

Tal y como se ha descrito en la solicitud de la patente, el uso de la patente es la detección y procesamiento de eventos multitouch y sin contacto físico, ya sean por proximidad de unos dedos u otros objetos por encima de la superficie sensible al tacto; aunque fuera del rango de capacidades de detección de campo de los sensores táctiles.

La solicitud de la patente añadía que el uso de esta tecnología por parte de un usuario podría encender o apagar todo el panel táctil, o activar o desactivar porciones del panel sólo pasando un dedo por encima del sensor. En el ejemplo que dan, explican que si un usuario acerca el panel a su mejilla y esta es detectada cerca, el panel se podrá apagar y la pantalla del dispositivo se podrá hacer más brillante de modo que no haya efecto reflejo de la cara del usuario, entre otras muchas funciones. Queda por ver qué planes tendrá Apple para esta tecnología, y si planeará utilizarla en sus futuros iPhone o iPad.

Compartir
Traductora en proceso, profesora de inglés y entusiasta de la lectura, el cine y los videojuegos. Me encanta viajar y aprender idiomas. Fan a tiempo completo. (laura_lopez@portalhoy.com)

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz