No hace ni cinco meses desde que Samsung lanzó el Galaxy S7 Edge que este dispositivo ya es, sin lugar a dudas, todo un éxito de ventas en todo el mundo. Claro que esto no es ninguna sorpresa si tenemos en cuenta que el Galaxy S7 Edge cuenta con uno de los mejores hardwares del mercado, un aspecto la mar de interesante y estético y un rendimiento de 10. Sin duda, el éxito de este dispositivo son una de las razones por las que Samsung ha decidido aprovechar su popularidad con el fin de promover otro de sus productos que no ha gozado del mismo éxito: el Samsung Gear VR. Este dispositivo de realidad virtual vio la luz el pasado noviembre de 2015 y se promovió con el fin de proporcionar a sus usuarios una forma fácil y cómoda de experimentar la realidad virtual sin necesidad de recurrir a ningún cable. Sin embargo, todo apunta a que muy poca gente ha sentido especial interés por él, visto lo visto.

Este dispositivo fue desarrollado junto con Oculus, aunque fue fabricado de forma exclusiva por Samsung, y seguía el simple objetivo de proporcionar a cualquier usuario propietario de un teléfono móvil que fuese compatible con el Gear VR la posibilidad de poder usar un dispositivo de realidad virtual sin que éste quisiese tirarse de los pelos ante su complejidad.

Para ello, el Samsung Gear VR utiliza un teléfono móvil como pantalla y procesador, mientras que el dispositivo actúa como controlador. Además, cuenta con una lente biconvexa que sirve para que nuestro cerebro piense que estamos en un lugar completamente distinto, dando así mayor realismo a la experiencia. Ahora, gracias al Galaxy S7 Edge, esa experiencia mejora aún más, de forma significativa.

El Hardware

Ya hace varios meses que este el Gear VR está en el mercado y mucho se ha hablado de él; por tanto, no entraremos en muchos detalles. Sin embargo, sí creemos importante repasar alguno de sus elementos más esenciales.

El Gear VR es el controlador que nos permite interactuar con las imágenes proporcionadas por nuestro teléfono. Para ello, debemos conectar nuestro teléfono al Gear VR mediante a través del puerto microUSB. Claro que no sirve en todos los teléfonos, sino sólo en aquellos que sean compatibles, que son: el Galaxy S7, el S7 Edge, el Galaxy S6, el S6 Edge, el S6 Edge y el Note 5. Sin lugar a dudas estas es una de las razones por las que decidió incluir en el Galaxy S7 un puesto microUSB, a pesar de que todo el mundo esperaba que viniese con un conector USB tipo-C.

Samsung podría traer actualizaciones del Note 7 al Galaxy S7

Samsung Gear VR

Una vez hayamos conectado el teléfono al Gear VR e instalado la aplicación Oculus, podremos empezar a usar el dispositivo mediante movimiento con la cabeza, mediante el touchpad que se encuentra en un lateral o en el botón de la parte trasera. Sabemos que al principio puede ser un poco complicado de usar; sin embargo, navegar por el menú es una tarea bastante sencilla y nos resultará muy fácil aprender los conceptos básicos. Aún así, si no te queda muy claro cómo proceder, no te preocupes: cuando vayamos a configurar el Gear VR nos aparecerá a su vez un asistente que nos explicará paso a paso sobre cómo se utiliza el dispositivo.

El Gear VR utiliza dos lentes con un rango de 96 grados que sirven para ampliar la imagen que obtenemos a través del teléfono. Por supuesto, cuanto más grande sea la pantalla, mejor será la calidad de imagen. Por tanto, se concluye que el Galaxy S7 Edge es el dispositivo ideal para obtener la mejor experiencia posible. Sin embargo, y  ya hemos dicho, no es absolutamente necesario tener este teléfono para poder utilizar el Gear VR.

Por otro lado, el dispositivo viene también con un girómetro, un acelerómetro y lo que se conoce como IMU (que viene a ser una unidad de medición inercial), y que se introdujo específicamente para el seguimiento de rotación con el fin de permitir ver vídeos de 360 grados así como jugar a videojuegos de realidad virtual.

Ya sin el teléfono el Gear VR pesa 318 gramos, siendo un dispositivo bastante ligero.  Cuenta, además, con una correa tanto horizontal como vertical que sirve para que se ajuste a la perfección a nuestra cara. Si nos molesta o no nos sentimos del todo cómodos, podemos quitar la correa vertical. Lo importante es que esté centrada si queremos disfrutar de la mayor calidad posible.

Se está probando un prototipo de iPhone 8 con pantalla curvada

También viene con un acolchado de espuma que aumenta aún más su comodidad.

Por supuesto, no toques nunca las lentes con los dedos. Parece evidente, pero no es lo mismo si la pantalla del teléfono está toda sucia.

La experiencia

Si eres de esos afortunados que han tenido la oportunidad de probar las Oculus Rift, es muy posible que la Gear VR no te resulte nada impresionante. De hecho, aunque haya sido desarrollada en asociación los de Oculus, la calidad del producto de Samsung no se equivale al producto estrella de Oculus. Digamos que la calidad de imagen es algo mediocre.

Además, las Gear VR necesitan un tiempo para ajustar el enfoque, algo que se complica aún más para aquellos que llevan gafas. Bien es verdad que los de Samsung han incluido un controlador exclusivo para esos casos; sin embargo, pese a ello, dar con la configuración adecuada puede ser toda una odisea.

Samsung Gear VR

Pero aquí os dejamos un truco: y es que, en el centro de la imagen, ahí donde se encuentran los cursores de pantalla, la calidad de la imagen es mucho mejor. Por tanto, podemos utilizar ese punto como el principal punto de enfoque a la hora de ajustar el Gear VR.

Como ya os dijimos, es bastante sencillo aprender a navegar por los menús. Basta con mover la cabeza o tocar el panel táctil del lateral para acceder a los nuevos contenidos. Desde aquí os recomendamos empezar por las imágenes de 360 grados, ya que resultan más fáciles a la hora de aprender a utilizar el Gear VR. Los vídeos también son una buena opción siempre y cuando encuentres uno que sea adecuado. Por supuesto, lo ideal es empezar con el típico de la montaña rusa, siempre y cuando no seas una persona que se marea con facilidad. Si lo eres, te recomendamos que te sientes primero en una silla antes de utilizar el terminal. ¡No queremos que te nos mates!

El dispositivo cuenta con una gran colección de vídeos, gracias a los cuales podremos disfrutar desde unas hermosas vistas panorámicas de las cataratas Victoria, visitar templos egipcios o hacer turismo por diferentes lugares del mundo. Y no sólo eso; también podremos sacar a relucir nuestro lado más valiente gracias a la colección de videos de terror.

Galaxy Note 7 ha dado a Samsung tiempo para reflexionar

En lo que se refiere a videojuegos, disponemos de una colección algo limitada pero interesante en la tienda, entre los que se incluye el popular Temple Run, que es de lo más adictivo. La gran pega a la hora de jugar a videojuegos a través de las Gear VR es que no podemos inclinarnos a la izquierda o a la derecha, sino que debemos girar la cabeza, lo cual puede ser un engorro a la hora de ponernos con un juego que requiera respuestas rápidas.

Quizás la calidad de imagen no sea la mejor. Sin embargo, sí que es una manera agradable y asequible con la que poder experimentar la realidad virtual en nuestras casas, algo que hasta ahora sólo estaba disponible para aquellos que pudiesen permitirse gastar un poco más.

Conclusión

Sin ninguna duda, el Samsun Gear VR es un proyecto interesante aunque no muy adictivo. Es el tipo de producto que usaremos un día o dos –lo que nos dure el entusiasmo- para luego olvidarnos por completo de su existencia.

Samsung Gear VR

Sin embargo, cuenta con la ventaja de que la tienda Oculus se renueva casi a diario, por lo que siempre disponemos de más contenido en lo que se refiere a fotos, vídeos y juegos.

Además, cuenta con un navegador con el que podremos explorar libremente Internet y tener acceso a todas las páginas que visitamos con regularidad. También podremos entrar en Youtube y ver diferentes vídeos, si bien es verdad que esta plataforma no cuenta con muchos vídeos de 360 grados.

Con todo, creemos que el Samsung Gear VR merece la pena, ya sea para divertirnos o para fardar ante nuestros amigos. Debemos tener en cuenta que es un dispositivo de realidad virtual que anda todavía en sus primeras fases y que, por tanto, cumple unas expectativas muy básicas. Creemos que Samsung ha hecho un gran trabajo al crear un dispositivo que puede ser usado en cualquier sitio. De hecho, pese a sus notables inconvenientes, es una de las mejores opciones que disponemos en la actualidad en lo que se refiere a realidad virtual.

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz