Un piloto se duerme con 300 pasajeros abordo en pleno vuelo

Avión

Sabemos que viajar en avión es uno de los métodos de transporte más seguros que existen hoy en día, a pesar de que también puede ser uno de los que causan más pánico entre más gente. Pero su seguridad viene por las medidas extremas que se llevan para que todo funcione correctamente, desde la maquinaria hasta el personal que trabaja abordo. Por esto mismo, cualquier desviación que pueda poner en peligro la seguridad de un vuelo y sus pasajeros se convierte en una gran polémica, como ha sido el caso de un piloto de la compañía aérea Pakistan International Airlines. ¿Qué hizo? Os lo contamos a continuación.

El piloto en cuestión, Amor Akhtar Hashmi, puso en peligro a todos los pasajeros del vuelo que ocupaba la ruta de Islamabad y Londres, con más de 300 pasajeros, cuando decidió ceder el mando a un piloto que estaba todavía en formación y que le acompañaba durante el trayecto. Según los detalles que conocemos, como en todos los vuelos, siempre encontramos al capitán y dos pilotos más.

Artículo Recomendado

Un fugitivo dice que se entregará a cambio de compartir su post de Facebook

facebook

Esta es la curiosa propuesta que le ha hecho un joven criminal a la policía de Redford, en Estados Unidos, a través de Facebook. El usuario, de 21 años, llevaba …

Avión

Finalmente se tomaron medidas contra el comandante

En este caso, uno de esos pilotos estaba todavía en formación y el papel del capitán Amir Akhtar Hashmi era el de instruir al joven. Sin embargo, en lugar de realizar su trabajo, lo que hizo fue cederle el control al piloto en prácticas y él se marchó a dormir. El otro piloto que estaba en cabina tomó el asiento de observador.

Todo esto podría haber pasado completamente desapercibido, ya que por suerte el vuelo no sufrió ningún accidente, de no ser porque un pasajero se percató de que el piloto (al que reconoció por el uniforme) estaba durmiendo. Una vez supo quién era, el pasajero no tardó en protestar y el personal de abordo dejó cuenta de la queja en el diario de vuelo.

Lo grave de la cuestión no es solo que el comandante se marchase de la cabina, dejando a un piloto en formación al cargo, sino también porque ninguno de esos pilotos denunció la situación de antemano. Parece que al principio la compañía no quería tomar medidas porque el piloto fue expresidente de la Asociación de Pilotos de Pakistan Air Lines, pero finalmente cedieron ante las presiones.

También te puede interesar

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here