Cinco poemas para compartir en el Día Mundial de la Poesía

Poesía

Hoy se celebra el Día Mundial de la Poesía en todo el mundo, así que como suele suceder en estos casos la red se ha llenado de usuarios que comparten sus versos favoritos, de sus autores y autoras preferidos. ¿Por qué celebramos hoy en concreto este día? Esto fue una idea propuesta en 1999 por la Unesco, y se decidió que se celebrara cada 21 de marzo para así poder reflexionar y no dejar en el olvido las palabras e ideas que han quedado inmortalizadas en estas pequeñas obras de arte.

Si quieres unirte a la celebración desde casa, internet ofrece una herramienta única para poder descubrir nuevos poemas y autores. Aquí os dejamos algunos poemas y versos excelentes para compartir en este Día Mundial de la Poesía por redes sociales.

Artículo Recomendado

Un fugitivo dice que se entregará a cambio de compartir su post de Facebook

facebook

Esta es la curiosa propuesta que le ha hecho un joven criminal a la policía de Redford, en Estados Unidos, a través de Facebook. El usuario, de 21 años, llevaba …

Poesía

Cinco poemas para compartir en el Día Mundial de la Poesía

¿Qué es poesía? Dices mientras clavas

en mi pupila tu pupila azul;

¿Qué es poesía…? ¿Y tú me lo preguntas?

¡Poesía… eres tú!

Gustavo Adolfo Bécquer

Con diez cañones por banda,

viento en popa, a toda vela,

no corta el mar, sino vuela

 un velero bergantín.

Bajel pirata que llaman,

 por su bravura, el Temido,

en todo mar conocido del uno al otro confín.

José Espronceda 

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra, que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora, a su afán ansioso linsojera;

mas no de esotra parte en la ribera

dejará la memoria en donde ardía;

nadar sabe mi llama la agua fría,

y perder el respeto a ley severa;

Alma a quien todo un Dios prisión ha sido,

venas que humor a tanto fuego han dado,

médulas que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejarán, no su cuidado;

serán ceniza, mas tendrán sentido.

Polvo serán, mas polvo enamorado

Francisco de Quevedo 

En el árbol de mi pecho
hay un pájaro encarnado.

Cuando te veo se asusta,
aletea, lanza saltos.

En el árbol de mi pecho
hay un pájaro encarnado.

Cuando te veo se asusta,
¡eres un espantapájaros!

Gloria Fuertes

Tu voz regó la duna de mi pecho

en la dulce cabina de madera.

Por el sur de mis pies fue primavera

y al norte de mi frente flor de helecho.

Pino de luz por el espacio estrecho

cantó sin alborada y sementera

y mi llanto prendió por vez primera

coronas de esperanza por el techo.

Dulce y lejana voz por mí vertida.

Dulce y lejana voz por mí gustada.

Lejana y dulce voz amortecida.

Lejana como oscura corza herida.

Dulce como un sollozo en la nevada.

¡Lejana y dulce en tuétano metida!

Federico García Lorca

También te puede interesar

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here