Un adolescente gana la apuesta que hizo con sus padres: hacerse millonario

Hace tres años, Erik Finman hizo una apuesta con sus padres. Acababa de dejar el instituto, diciendo que era una pérdida de tiempo, y lo estaban educando en casa. Si era millonario para cuando tuviera 18 años, le dijeron sus padres, no le forzarían a ir a la universidad. La semana pasada, Finman declaró la victoria.

“He ganado la apuesta del millón de dólares que hice con mis padres”, anunció el martes.

Artículo Recomendado

Llegan las motos voladoras a Dubai

Moto voladora

A veces, la realidad supera a la ficción, y esta es una de esas veces: la policía de Dubai está probando un nuevo vehículo para moverse por zonas urbanas y …

La historia del adolescente ha cautivado a Estados Unidos. El cuento empezó en 2011, cuando tenía 12 años y su abuela le dio 1000 dólares. Finman siguió un consejo de su hermano Scott: invertir el dinero en Bitcoins.

“Era un fracaso en todas las medidas”, ha dicho de aquel momento. “No era el adolescente más estudioso, jugaba a Call of Duty y colé en Grand Theft Auto para que mis padres no lo vieran.”

“Mi vida era bastante mediocre en ese momento. No importaba cuánto me esforzase, no servía de nada. Seguía sacando cincos, tenía miedo de hablar con mis profesores que hacían que mis fracasos parecieran algo malo y no estaba motivado.”

Afirma que uno de sus profesores le dijo que nunca llegaría a nada, así que debería dejar el colegio y trabaja en McDonald’s.

En 2013, Finman recibió su primera paga por sus inversiones en bitcoin, cuando valían 1200 cada uno. Su inversión había aumentado cien veces.

Con el dinero, el adolescente lanzó una compañía de educación online llamada Botangle, que permitiría a otros estudiantes frustrados como él encontrar profesores a través de video chat. Antes de inciiar la compañía, fue a Starbucks y se ofreció a comprarle un café a cualquiera que escuchase su idea y le diera feeback. 20 personas lo hicieron.

Con el lanzamiento de su primera compañía, abrió las alas y se internó en las start-ups de Silicon Valley. Con 15 años se mudó a San Francisco.

Ahora, Finman posee 403 bitcoins, que están a 2500 dólares lo que significa que tiene 1,09 millones de dólares. También tiene inversiones más pequeñas en criptomonedas, como ltiecoin y ethereum.

No se arrepiente de no ir a la universidad.

“De la manera en la que se estructura el sistema educativo, no lo recomendaría,” dice.

También te puede interesar

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here