Dentro de unos cinco años, puede que seas capaz de descargar una película en calidad full HD en segundos. Asimismo, la calidad de tus videoconferencias será tan alta y la experiencia tan inmersiva que te dará la sensación de que casi puedes tocar a la persona que tienes al otro lado de la pantalla. ¿Impresionante, no? Esto es lo que se han propuesto las compañías de telefonía móvil y las desarrolladoras de smartphones como meta para un futuro no tan lejano. Mientras que en muchas partes del mundo (entre ellas España) se está todavía implantando gradualmente la tecnología 4G, la industria de las telecomunicaciones ya se atreve a mirar hacia adelante y pregonar el advenimiento de la próxima generación de dispositivos y redes 5G.

5G

Durante el Mobile World Congress del año pasado ya se empezó a hablar del tema, y compañías tales como Nokia, Huawei y Ericsson se dedicaron a reseñar lo que cada una está haciendo en el terreno de las comunicaciones 5G, así como las posibilidades y los distintos desafíos que planteará esta tecnología en un futuro. Este año la tónica será similar y, previsiblemente, las empresas del sector volverán a hacer hincapié en el tema (por supuesto, os contaremos todo de primera mano, ya que Portal Hoy estará presente en el evento, que se celebrará a finales de mes).

Dado que se trata de una tecnología emergente, existen una gran cantidad de interrogantes en relación a ella. ¿Qué es exactamente? ¿Cómo funcionará? ¿Cómo nos afectará a los usuarios en el día a día? Analistas, expertos en la industria y compañías coinciden en que esta tecnología tiene todavía un largo trecho por recorrer para convertirse en una realidad palpable. Sin embargo, tiene el potencial de cambiar completamente la manera en la que interactuamos con dispositivos inalámbricos, desde los smartphones que llevamos en el bolsillo hasta los coches que conducimos.

Tabla de Contenido

Facebook ha incrementado sus beneficios hasta los 7 mil millones

¿Qué es 5G?

5G es el nombre asignado a la próxima generación de redes inalámbricas (el 5 hace referencia a que se trata de la quinta generación). A partir de aquí, la tecnología 5G es muy difícil de describir. Sobre todo porque las características que reunirá este nuevo estándar aún no están fijadas del todo. Durante una conferencia que tuvo lugar en el Mobile World Congress de 2015, el presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones norteamericana comparaba la tecnología 5G con un cuadro de Picasso: “yo veo algo totalmente diferente a lo que tú ves”. “Creo que es en este punto donde se encuentran las redes 5G en estos momentos: todo depende de la perspectiva de cada uno”.

5G 3

Nos hemos quedado como estábamos. La ambigüedad existente en relación a las redes 5G se debe a que por el momento se trata de poco más que un concepto. La industria de las telecomunicaciones todavía no ha acordado la implementación de estándares concretos. A pesar de ello, podemos establecer un número de objetivos que se quieren alcanzar con la llegada de la tecnología 5G:

  • Velocidades de flujo de datos mucho más rápidas: Actualmente, las redes 4G son capaces de conseguir velocidades punta de descarga de un gigabit por segundo, aunque en la práctica raramente se alcanzan. Con 5G, se podría llegar a los 10 gigabits por segundo.
  • Latencia muy baja: El término latencia se refiere al tiempo que tarda un dispositivo en enviar un paquete de información a otro. En estos momentos, con la tecnología 4G, la latencia típica se sitúa en unos 50 milisegundos. Con la llegada del estándar 5G, esta cifra podría disminuir a un milisegundo. Esto será especialmente útil en el campo del juego en línea y en el de los vehículos autónomos (es decir, sin conductor).
  • Un mundo “más conectado”: La presencia de acceso a internet en los aparatos de nuestra vida cotidiana se multiplicará de manera exponencial durante los próximos diez años. Será necesaria una red de redes que sea capaz de soportar el tráfico constante de información entre millones de dispositivos. Uno de los objetivos más importantes tras la implantación de la tecnología 5G es el de dotar al mundo de esta capacidad, así como poder asignar un ancho de banda adaptado a las necesidades de cada aplicación y usuario.
Facebook quiere llevar su internet gratuito a Estados Unidos

¿Qué podré hacer en una red 5G que no pueda hacer ahora en una 4G?

Para intentar cuantificar la mejora en lo relativo a la velocidad de una conexión 5G respecto a otra 4G, volvamos al ejemplo de reproducción de vídeo que comentamos al inicio del artículo. Según Huawei, la tecnología 5G nos permitirá descargar una película de ocho gigas en seis segundos, en comparación con los siete minutos que tardaríamos en hacerlo a través de una conexión 4G, o más de una hora usando 3G.

5g comparativa velocidad

Dicho esto, la adopción del estándar 5G conlleva otras mejoras aparte de una velocidad de transferencia de datos alucinante. También abre la puerta a una serie de usos y aplicaciones que en estos momentos no son posibles. Por ejemplo, desde Nokia han planteado una situación muy curiosa. Imaginemos que vamos por carretera en nuestro coche inteligente (es decir, se conduce solo). Se produce un choque en la vía por la que vamos, un poco por delante de nuestra situación actual. Nosotros no nos damos cuenta, pero los sensores ubicados en la vía transmiten a través de la red 5G la información a nuestro coche de manera inmediata (aquí la latencia baja es crucial). Nuestro coche frena antes y se evita otro accidente.

La última moda en internet son los high five selfies

Coche inteligente google

¿Cuáles son los desafíos a los que se enfrenta la tecnología 5G?

Uno de los mayores desafíos en este campo es el de la estandarización. En estos momentos hay varios grupos de trabajo enfrascados en la ardua tarea de idear ciertos estándares en torno a la interoperabilidad y la retrocompatibilidad con otras tecnologías como 4G y 3G. A pesar de que muchas compañías están de acuerdo en que se requiere un estándar a nivel mundial, aún no tenemos claro si lograrán consensuarlo entre ellas.

Otra dificultad radica en que construir la infraestructura necesaria para la implantación de las redes 5G es una ardua tarea que traerá múltiples quebraderos de cabeza a las compañías. Las conexiones 5G se llevarán a cabo, al menos en parte, a través de bandas de una frecuencia aún más alta. Existe más espacio para la transmisión de información en esas bandas. El problema consiste en que, con esas frecuencias tan altas, las señales no pueden viajar tan lejos como lo hacen, por ejemplo, a través de redes 4G.

¿Cuánto me va a costar una conexión 5G?

Tanto Nokia como Huawei coinciden en afirmar que una conexión 5G no les costará a los usuarios mucho más dinero de lo que les cuesta hoy día una conexión 4G. Si no fuera así, nadie querría dar el paso hacia 5G. No obstante, todavía es muy pronto para hacer conjeturas respecto al coste tanto de dispositivos 5G como de los servicios asociados a ellos.

¿Cuándo tendré 5G?

Aquí hemos de repetir lo ya señalado: todavía es muy pronto para saberlo. Eso sí, no esperes tener 5G dentro de un par de años. Las estimaciones más optimistas sitúan la llegada del nuevo estándar en el año 2020, aunque quizás haya que esperar bastante más para que la nueva tecnología se popularice.

Compartir
Soy un fanático de Android y amante de Google Play Store, Apps, juegos y todo lo realizando con mundo Android. Os presento las Apps y juegos que voy probando en mi Samsung galaxy s5. Saludos y espero sus comentarios en mis artículos!!! E-Mail: noa(arroba)portalhoy.com

Déjanos tu comentario

avatar
wpDiscuz