Connect with us

Actualidad

10 trucos para sobrevivir la ola de calor sin aire acondicionado

Laura Morán

Publicado

on

En la mitad norte del planeta el verano acecha, a la vuelta de la esquina, y en muchos países y ciudades las temperaturas son ya tan elevadas que parece que lo sea. Vamos en tirantes y pantalón corto, nos alimentamos a base de helado y nos quedamos pegados a las sillas. Y es que, tras la ola de calor que este fin de semana ha arrasado en España, ¡nos preparamos para lo peor! Por suerte, nosotros tenemos unos cuantos trucos para que podáis sobrevivir a las altas temperaturas sin encender el aire acondicionado, ¡que ya sabemos lo que gasta!

aire acondicionado

Artículo Recomendado

Una adolescente muere electrocutada por su cargador de iPhone

iphone 8

El cable de un cargador de iPhone defectuoso ha sido responsable de la muerte de una adolescente en Vietnam, que ha acabado electrocutada por el mismo mientras dormía. La usuaria, …

Mantén la casa a oscuras

Siempre que puedas, hecha las cortinas o baja las persianas, ya que la mayor parte del calor entra por la ventana. De esta manera, conseguirás que tu casa no se convierta en un invernadero.

Cambia la ropa de cama

Asegúrate de deshacerte de la franela y las mantas, y cámbialas por sábanas más finas preparadas para el verano. De esta manera, ¡dormirás fresco sin usar aire acondicionado!

Utiliza el ventilador

Si tienes ventilador de techo, prográmalo para que rote contra las agujas del reloj, a máxima velocidad, para que el aire que mueva sea lo más fresco posible.

Refresca tu cuerpo, no tu casa

Una manera sencilla de mantenernos frescos en verano es refrescándonos nosotros, no solo nuestra casa. Toma bebidas frías y refrescantes, date una ducha fresquita o incluso ponte un poco de hielo en el cuello y las muñecas.

Utiliza el extractor de humos

Si tienes extractor de humos y olores en el baño o en la cocina, es buena idea encenderlos al cocinar, tras la ducha o cuando hay mucha condensación de calor para que se lleven el aire caliente.

Refresca la casa durante la noche

Al caer la noche es el momento de abrir puertas y ventanas, para permitir que la corriente fluya y refresque toda la casa durante la noche.

Cambia tus bombillas

Deshazte de las bombillas incandescentes, que gastan el 90% de la energía que consumen en producir calor.

Pásate a la barbacoa

Si tienes espacio fuera de casa, siempre que puedas prepara una buena barbacoa. Parece que no, pero con una cerveza fresquita el calor no será tanto y mantendrás la casa fresca mientras cocinas, en lugar de usar el horno o los fogones de la cocina, que recalentarán toda la casa.

El abanico, tu gran amigo

¿Quién no se abanica cuando hace mucho calor? Ten un abanico a mano para los momentos más duros, y no tendrás que encender el aire acondicionado para nada.

Invierte en aislamiento

Si tienes un dinero extra, puedes aislar las ventanas e invertir en hacer de tu casa un lugar más fresco sin necesidad del aire acondicionado. Y, si ninguno de estos trucos es suficiente, quizás vaya siendo hora de pensar en instalar un sistema de aire acondicionado en casa, ¿no creéis? Siempre podéis contar con un servicio técnico de aire acondicionado para la instalación.

>